• 1

Los niños son el nuevo objetivo de la vacuna del papiloma humano

España podría sumarse a otras iniciativas en la UE, como Dinamarca o Alemania, e impulsar la inmunización y evitar el desarrollo de cánceres y verrugas genitales

  • Los niños son el nuevo objetivo de la vacuna del papiloma humano

Tiempo de lectura 4 min.

30 de abril de 2018. 18:48h

Comentada
Pilar Pérez 30/4/2018

Uno de los retos en los que se hace hincapié en la Semana Mundial de la Inmunización, organizada y promovida por la OMS, es la ampliación de coberturas vacunales actuales. En el ámbito de la lucha contra una de las infecciones sexuales más predominantes hoy día, como es el virus del papiloma humano –que se contagia y porta entre un 75-80% de la población sexualmente activa– existe una vacuna preventiva dirigida a las niñas de 12 años y que está cubierta por el SNS. Desde el Instituto Choiseul se ha puesto en marcha un grupo de trabajo o «think tank» dirigido a conocer la coste-efectividad de la vacuna en la población masculina, «con el fin de asegurar la equidad en el acceso», explica Eduardo Olier, presidente ejecutivo del instituto.

En este grupo de trabajo, también participan el jurista Julio Sánchez-Fierro, el inmunólogo y presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amos García Rojas, y el presidente de la Fundación Bamberg, Ignacio Para, entre otros. En este sentido, también cuentan con voces de la industria que pone en el mercado las vacunas, que sirven para eliminar las enfermedades (como la polio). Así desde MSD, Rosemarie Neipp López, directora de Relaciones Institucionales, comenta que «en la actualidad tenemos una vacuna que cubre el 90% de los genotipos del VPH, que sólo está introducida en dos autonomías. El resto tienen las dos anteriores que cubren los subtipos más agresivos. Pero esto es sólo en niñas y, ¿en niños? No hay nada, sólo la recomendación de la Asociación Española de Pediatría (AEP)». Esta situación pone de manifiesto una realidad que cada día es más preocupante dada la globalidad de las relaciones en el siglo XXI, que aunque la cobertura en España, cercana al 80%, puede ejercer de «inmunidad de grupo o efecto rebaño, si uno sale de su ámbito, y esto ocurre con frecuencia con los 3,8 millones de Erasmus en Europa, la protección se diluye», apunta Olier.

Así, España podría seguir los pasos de otros países de la UE como Dinamarca , Francia o Alemania, donde la cobertura ya se ha hecho extensible a la población masculina, ya sea niños, adolescentes o adultos. «Hay que tener en cuenta las cifras de incidencia de tumores cuyo origen está en un alto porcentaje en la infección por el VPH, como el 90% de cáncer de ano, en el 40% de pene, en un 35% de la cavidad oral... Además, no sólo hay que ofrecer y dar esa protección las mujeres, sino también a los hombres, ya que las relaciones son heterosexuales y homosexuales», subraya Neipp.

Cifras

Desde el Instituto Choiseul ya conocen bastante bien el impacto económico de las vacunas, bien a través de documentos sobre el mismo, el último en diciembre de 2017. Cierto es que Neipp apunta que hay estudios de coste-eficacia sobre el ahorro que arrojaría la introducción de los niños en la pauta vacunal al amparo del SNS, que sería alrededor de unos 130 millones de euros. Un cálculo que Olier advierte que van a realizar en profundidad para poder reflejar que el pago de 450 euros resulta eficiente si a largo plazo se evita el desarrollo de un tumor que precise una terapia de última generación que tenga un coste mínimo directo de unos 70.000 euros.

En Australia, una década después de la llegada de la vacuna del VPH, han hecho balance de su impacto y el resultado, como apunta un trabajo dirigido por la investigadora del Royal Women’s Hospital (Australia) Suzanne M. Garland, es altamente positivo: un 86% en los jóvenes de 18-24 años que habían recibido tres dosis de vacunación y del 76% en aquellos que habían recibido al menos una dosis de las tres pautadas.

Últimas noticias