• 1

«Ponemos al paciente en el centro de todo lo que hacemos»

Jaime Rivas / Dir. RR II, Gestión Sanitaria, Comunicación y Pacientes en Takeda Iberia

«Takeda realiza una apuesta firme por la I+D+i para ofrecer un futuro más prometedor a los pacientes»

  • Jaime Rivas / Dir. RR II, Gestión Sanitaria, Comunicación y Pacientes en Takeda Iberia
    Jaime Rivas / Dir. RR II, Gestión Sanitaria, Comunicación y Pacientes en Takeda Iberia

Tiempo de lectura 8 min.

25 de junio de 2018. 20:37h

Comentada
Pilar Pérez Madrid. 25/6/2018

ETIQUETAS

- Más allá del desarrollo de fármacos, Takeda también desarrolla actividades de cara a la sociedad y a los pacientes. Trabajan en diferentes áreas, ¿cuáles son prioritarias en la actualidad?

-La razón de ser de Takeda es contribuir a mejorar la salud de las personas en las áreas en las que trabajamos, Gastroenterología y Oncología principalmente, mediante el desarrollo de medicamentos eficaces y sostenibles. Como compañía global focalizada en medicamentos de especialidades hospitalarias, Takeda realiza una apuesta firme por la I+D+i para ofrecer un futuro más prometedor a los pacientes y ampliar las opciones terapéuticas de los profesionales sanitarios que les tratan. Takeda llegó a España hace casi 10 años. Desde entonces mantenemos un firme compromiso con la sociedad española. En nuestro país, trabajamos para ser reconocidos como el mejor socio en salud gracias a nuestra inversión en I+D+i, el valor de nuestros medicamentos, y por intentar ayudar, a través de proyectos con diferentes agentes, en una mejor calidad de vida de los pacientes en las áreas terapéuticas donde trabajamos.

-El impacto de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es más alto de lo que se piensa, ¿qué proyectos tienen para ella?

-Se calcula que la EII, en España, puede llegar a afectar hasta a 170.000 personas y se estima que los costes totales de la enfermedad superan los 1.083 millones de euros anuales, cifra que equivaldría al 1,8% del gasto público sanitario en España. Un 53,5% de los costes se corresponden a la atención sanitaria de la enfermedad e incluyen el uso de medicamentos, hospitalizaciones y cirugías; por otro lado, los costes indirectos son muy significativos, representan el 46,5% del total y están asociados a las pérdidas de productividad por ausencias laborales temporales y a incapacidades (84%). La EII afecta negativamente a la situación emocional y hasta tres cuartas partes de los pacientes afirma haberse sentido deprimidos en algún momento a causa de la enfermedad. Desde Takeda trabajamos para mejorar la calidad de vida de los pacientes con estas enfermedades en España. En base a este compromiso, hemos desarrollado una metodología propia basada en una profunda investigación acerca del manejo de la enfermedad que llamamos «Proyecto Pylorus». Este análisis sirvió para elaborar un «Libro Blanco sobre Enfermedad Inflamatoria Intestinal», un documento que recoge la situación actual y los retos asistenciales de la EII. Fruto de este trabajo, creamos el proyecto «Mejora de la atención al paciente con Enfermedad Inflamatoria Intestinal», en colaboración con Geteccu e IESE. A través de la realización de reuniones y encuestas online. El proyecto de «Mejora de la atención al paciente con Enfermedad Inflamatoria Intestinal» ha contado con la participación de más de 450 profesionales, entre pacientes, médicos, enfermeros, farmacéuticos de hospital y gestores autonómicos de Madrid, Cataluña y Galicia. El objetivo ha sido determinar las necesidades pendientes por cubrir en esta área e implementar acciones para mejorar la atención.

-A través de la elaboración de estos libros blancos uno puede detectar áreas no cubiertas. ¿Qué han descubierto de la EII?

-Basándonos en las conclusiones del proyecto de «Mejora de la atención al paciente con Enfermedad Inflamatoria Intestinal», entre las acciones prioritarias se encuentran, la creación de unidades especializadas en EII para un abordaje más integral, reducir la gran variabilidad en la atención que reciben los pacientes en distintos centros, definir un modelo asistencial y determinar hospitales de referencia. Potenciar el papel de la enfermería es otro de los puntos clave, dado el rol fundamental que desempeñan desde el diagnóstico hasta la coordinación y gestión de casos. También, es preciso revisar los procedimientos en la coordinación entre niveles asistenciales, la transición del paciente pediátrico al adulto, la puesta en marcha de un servicio de citación coordinada con agenda única y la formación para atención primaria y pediatría.

-¿Qué puede aportar Takeda en este sentido?

-El proyecto de «Mejora de la atención al paciente con Enfermedad Inflamatoria Intestinal» es ante todo una iniciativa que parte del paciente y se centra en él. A diferencia de otros proyectos que contemplan solo la visión clínica, en este caso se recogen todas las variables que afectan a la vida de la persona con EII, incluidos el aspecto social y la situación emocional. Esta es nuestra principal diferencia y lo que puede aportar valor a todos los implicados en el manejo de la EII. Las conclusiones del proyecto están suponiendo para nosotros un importante aprendizaje y estamos convencidos de que su implementación puede ayudar a mejorar la calidad de vida de los pacientes y a facilitar el trabajo de los profesionales sanitarios y los gestores regionales/hospitalarios.

-La Oncología es una de las grandes áreas que también está en su calendario. ¿En qué tumores se centran?

-Takeda cuenta con una amplia experiencia en el tratamiento de tumores oncohematológicos como el linfoma de Hodking –cuyo régimen de tratamiento estándar no ha cambiado en las últimas cuatro décadas– y los nuevos datos que hemos presentado en el Congreso de la Sociedad Americana de Oncología hacen pensar que se podría llegar a modificar la estrategia de tratamiento estándar del linfoma de Hodgkin avanzado en primera línea. Por otra parte, tenemos expectativas de innovar en el tratamiento del mieloma múltiple y el cáncer de pulmón próximamente.

-¿Qué proyectos tienen en mieloma?

-Los óptimos resultados que hemos conseguido con nuestra metodología en EII nos han llevado a trabajar con el mismo enfoque en Oncohematología. El tratamiento del mieloma múltiple (MM) ha sufrido una revolucionaria transformación en los últimos años. El desarrollo de nuevas opciones terapéuticas ha permitido aumentar la supervivencia global de los pacientes que padecen esta enfermedad pero el MM es todavía incurable y por ello es necesario contar con alternativas terapéuticas que permitan individualizar el tratamiento de cada paciente. Desde Takeda queremos conocer en profundidad este contexto y lo hemos analizado mediante una fase de investigación denominada «Alexander». A su vez, hemos elaborado también un «Libro blanco sobre el Mieloma Múltiple en España» y finalmente hemos impulsado un proyecto sobre humanización del paciente con mieloma múltiple, en colaboración con la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (Sehh), para detectar cómo podemos contribuir a normalizar la vida de los pacientes que afrontan esta enfermedad.

-¿Cómo son sus relaciones con las asociaciones de pacientes?

-En Takeda ponemos al paciente en el centro de todo lo que hacemos. Actualmente, el modelo de desarrollo de medicamentos está cambiando hacia enfoques más multidisciplinares y abiertos, debido a los avances científicos y a la implementación de las nuevas tecnologías.

Ayuda

«Cubrir de la forma más rápida posible las necesidades pendientes de los pacientes exige la colaboración de los propios científicos, las instituciones públicas, las sociedades científicas, las asociaciones de pacientes, el ámbito universitario y la industria farmacéutica», comenta Rivas sobre el leitmotiv de su trabajo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs