Desde mi punto de vista

Concejala del Ayuntamiento de Madrid del PP, la alternativa al Gobierno de Ahora Madrid. Me gusta opinar de todos aquellos temas que afectan a las personas que viven en Madrid y especialmente, en el Distrito de Tetuán.

  • Image

Reinventar la ciudad

true

Sobre el autor

Beatriz Elorriaga Pisarik

Licenciada en Geografía-Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Documentalista de profesión, inicié mi labor política como Directora del Centro Socio-Cultural “La Remonta” del Ayuntamiento de Madrid en los años 1989 y 1991. Más tarde fui Jefa de la Unidad de Cultura de los distritos de Tetuán y Centro y en 1995 me presenté, por primera vez a las elecciones municipales en Madrid. He sido Concejala Presidenta de los distritos de Tetuán y Fuencarral-El Pardo (1995-1999). Concejala-Delegada del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid (1999-2003). Consejera de Familia y Asuntos Sociales (2003-2007) y Consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (2007-2008) de la Comunidad Autónoma de Madrid. Entre los años 2003 y 2015 he sido Diputada de la Asamblea de Madrid (Legislaturas VI, VII, VIII, IX) y Senadora por la Comunidad Autónoma de Madrid (2008-2015) en las Legislaturas IX y X. También he trabajado y trabajo dentro de mi partido político donde he sido Secretaria Ejecutiva de Acción Social del Partido Popular de Madrid (2008-2015). Actualmente soy Presidenta del Partido Popular del Distrito de Tetuán desde el año 2001.

Una vez más la semana ha sido de lo más movida, como no, Madrid es ciudad de actividad constante y su Alcaldesa siempre tiene con qué sorprendernos, ahora ha decidido que hay que reinventar la ciudad, no debería escandalizarnos después de tres años de continuos sobresaltos. Lo más importante para la primera edil es hablar de la Paz, con mayúscula, de los cuidados y de soñar en la ciudad que queremos. “Cuidar la ternura” resulta también imprescindible. ¿Se habrá olvidado la señora Alcaldesa de las competencias reales que tienen los Ayuntamientos? No encuentro otra explicación.

La dinamización comunitaria sirve, según ella, para revitalizar los espacios públicos, o lo que es lo mismo, contratar a dinamizadores para llegar a conocer a las personas que están viviendo en los diferentes barrios madrileños y, de algún modo, inmiscuirse en su vida privada. Que nos hablen de “promover una convivencia más amable” nos produce cierta sonrisa, a pesar de la gravedad de los asuntos, cuando ellos son los primeros en desatender los problemas más acuciantes de nuestra ciudad: los mayores están más olvidados que nunca, las familias no tienen ni tan siquiera un plan estratégico de actuación para planificar las políticas dirigidas a ellas a medio plazo para ayudarles a adaptarse a la realidad actual. Ni que decir tiene que la extrema exclusión no se atiende, que las personas que viven en los múltiples asentamientos repartidos por la ciudad ahí siguen, cada vez son más y el Ayuntamiento no actúa a pesar de los conflictos de convivencia que se están produciendo. Podría seguir así y me daría para varios blogs, por tanto que vengan a decirnos que tenemos que ser más amables suena a cinismo premeditado. Ellos no se están encargando de hacer lo que deben, ni gestionar ni a planificar para ayudar a los que más lo necesitan lo que me hace pensar en que estamos ante una autentica crisis social que no está siendo atendida. Con la llegada del buen tiempo más gente dormirá en la calle sin posibilidad de entrar en ningún recurso social porque están desbordados, los “manteros” seguirán en las calles sin ser atendidos en los correspondientes servicios. La Policía Municipal continuará totalmente maniatada, aun así lo importante es “reinventar ciudad”, pintar murales y pensar que todo es maravilloso en Madrid en vez de trabajar por los vecinos. Los problemas no hacen más que crecer y enquistarse llegando a volverse crónicos y siendo cada vez más difíciles de abarcar. Sinceramente, no sabemos dónde vive esta Alcaldesa, fuera de la realidad madrileña seguro, con tanto viaje no me extraña. No capta las necesidades reales de la Capital, no es consciente de sus obligaciones y competencias olvida la cercanía de la administración que dirige que es la puerta de entrada a los Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid entre otras muchas cosas. Mientras el Ayuntamiento de Madrid se encuentra en este letargo, el gobierno aprueba sus presupuestos, no sin trabajo y esfuerzo, pero con gran sentido de responsabilidad, en Madrid no los tenemos y han pasado ya cinco meses de este año; ha conseguido un Pacto de Estado contra la Violencia hacia las mujeres, sigue creando empleo; sube salarios a los Cuerpos de Seguridad del Estado, mantiene el crecimiento económico y de la protección social. En fin, cumple con sus obligaciones.

No olvido que esta semana está siendo triste por los sucesos ocurridos en nuestra ciudad: dos personas quedaron atrapadas por el derrumbe de un edificio en pleno Chamberí, la noticia nos ha encogido el corazón a todos. Hago llegar a sus familias todo el apoyo y cariño posible en momentos tan angustiosos. Mientras escribo esta entrada en mi blog me comunican que una de las personas ha sido hallada sin vida. Prosigue la búsqueda de la otra víctima, aprovecho para destacar la magnífica labor de los bomberos que llevan más de 48 horas buscando a los desaparecidos.

Vivimos momentos complejos en cuanto a la situación política se refiere, estoy segura de que en la Comunidad de Madrid con el nuevo Presidente, Angel Garrido, que ha tomado posesión de su cargo esta misma semana, van a llegar nuevos aires y buenos cambios para seguir avanzando. Sigo pensando que el grupo municipal del que formo parte es, en este momento, la mejor opción para muchos madrileños que quieren unos impuestos más bajos, que se aumente la tasa de creación empleo, el aumento de ayudas a las familias y a las clases medias, la igualdad de oportunidades para todos .... Creo que la actividad del Gobierno Regional es imparable y no me cabe la menor duda de que el Presidente Garrido la mantendrá con energía y sentido común, suerte a todos en esta nueva etapa. Mientras todo esto ocurre en el Ayuntamiento siguen los líos internos, los problemas cotidianos pero, eso sí, nosotros en las nubes hablando del mundo global, de cuidar la ternura, de los abrazos, de las violencias urbanas, en fin filosofando sin atender las obligaciones. Promoviendo una convivencia más amable. ¿Ustedes lo han notado? Porque yo desde luego no.

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias