Desde mi punto de vista

Concejala del Ayuntamiento de Madrid del PP, la alternativa al Gobierno de Ahora Madrid. Me gusta opinar de todos aquellos temas que afectan a las personas que viven en Madrid y especialmente, en el Distrito de Tetuán.

  • Image

San Isidro

true

Sobre el autor

Beatriz Elorriaga Pisarik

Licenciada en Geografía-Historia por la Universidad Complutense de Madrid. Documentalista de profesión, inicié mi labor política como Directora del Centro Socio-Cultural “La Remonta” del Ayuntamiento de Madrid en los años 1989 y 1991. Más tarde fui Jefa de la Unidad de Cultura de los distritos de Tetuán y Centro y en 1995 me presenté, por primera vez a las elecciones municipales en Madrid. He sido Concejala Presidenta de los distritos de Tetuán y Fuencarral-El Pardo (1995-1999). Concejala-Delegada del Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid (1999-2003). Consejera de Familia y Asuntos Sociales (2003-2007) y Consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio (2007-2008) de la Comunidad Autónoma de Madrid. Entre los años 2003 y 2015 he sido Diputada de la Asamblea de Madrid (Legislaturas VI, VII, VIII, IX) y Senadora por la Comunidad Autónoma de Madrid (2008-2015) en las Legislaturas IX y X. También he trabajado y trabajo dentro de mi partido político donde he sido Secretaria Ejecutiva de Acción Social del Partido Popular de Madrid (2008-2015). Actualmente soy Presidenta del Partido Popular del Distrito de Tetuán desde el año 2001.

Mis queridos lectores, algunos gatos de generaciones, otros de acogida, la mayoría hemos nacido fuera de la Capital, estamos en la semana del Patrón de Madrid, San Isidro Labrador, ese Santo del siglo XII, para el que la señora Alcaldesa tiene siempre palabras despectivas, este año ha tocado decir que “es un Santo de andar por casa”, tampoco está mal la interpretación de la parábola de su vida que hace nuestra primera edil, que nos explica que significa que los madrileños valemos para todo, para el trabajo y la diversión. Debe ser que considera que rezar es una diversión como otra cualquiera. Hemos tenido, en estos días, las citas más típicas y las más actuales. Reconozco que la programación ha sido amplia y variada en una ciudad llena de color en las calles, con la fiesta de los Mayos, los chulapos y las chulapas, los gigantes y cabezudos, los fuegos artificiales, los conciertos de chotis... Seguro que a más de uno, estos festejos le han sacado una sonrisa, a los matrimonios mayores ataviados con sus trajes típicos que se pasean por el Madrid castizo, a los más divertidos: los pequeños, vestidos con sus galas para ir al colegio, el safo y la parpusa que no les falte a los chulapones y a ellas, las pequeñas chulapas, sus pañuelos y su vestido chiné. Los claveles que no falten para todos, chicos y chicas, rojos o blancos, todo con mucho salero.

Espero personalmente que hayan pasado ustedes un magnífico día de San Isidro, el tiempo acompañaba, la ilusión no faltaba en este Madrid tan inmenso y variado en todos los sentidos. Los ediles comenzamos el Día a las ocho y media de la mañana con el Izado de la Bandera de España en Colón y el desfile de las Fuerzas Armadas, acto solemne que nos provoca sentimientos profundos. Después la Entrega de las Medallas de San Isidro, las Misas, la Procesión y los demás actos religiosos. La Misa en la Real Colegiata de San Isidro de la Colegiata fue muy especial, se llenó de devotos madrileños y de otras provincias españolas que se reunieron para dirigir al Santo sus peticiones y plegarias.

Por San Isidro, este año, han resultado premiadas con las Medallas de Oro del Ayuntamiento, varias mujeres: Concha Velasco, actriz, Elena Garcia Armada, Doctora en Ingeniería robótica del CSIC, el Equipo de Hockey Hierba femenino del Club de Campo Villa de Madrid y la activista de los derechos LGTBIQ, Boti García Rodrigo, a todas solo cabe darles mi más sincera enhorabuena, se trata de grandes mujeres que han triunfado en sus profesiones o en sus reivindicaciones, ha sido una entrega muy femenina. El papel de la mujer ha estado presente a lo largo de todas las Fiestas y eso me alegra, en esta ocasión la entrega de medallas tiene todo el sentido porque hasta la fecha el Ayuntamiento había premiado a sesenta y siete hombres y solo seis mujeres. ¡Demasiado desequilibrio!

San Isidro representa la alegría de la llegada de la primavera, la esperanza de recoger una buena siembra, es el cantar en los campos y las sonrisas en todas las caras, por una primavera avanzada, aunque tardía en esta ocasión, pero no olvidemos que también supone el trabajo de muchas personas que están en la sombra para que nosotros podamos disfrutar tranquilos: la Policía que hasta tuvo que intervenir dos armas en la Pradera, una de ellas a un menor, los Bomberos, el SAMUR, que, por cierto, tuvo que atender a 24 menores, algunos de menos de 14 años, por intoxicación etílica. Las edades del consumo son cada vez más tempranas, comparto el informe emitido en abril por la Comisión Mixta Congreso-Senado “Menores sin Alcohol” que servirá de base para la elaboración de una nueva Ley que incluirá imponer multas a los padres de los menores que beban alcohol en la vía pública, ellos no pueden responsabilizarse ni de las sanciones ni de su propia educación. Estas sanciones podrán condonarse con actividades reeducativas. Son los padres, como responsables legales, los que deberán hacerse cargo de la situación, evitando negligencias. Es necesario recordarlo en la Semana de la Familia, que coincide con San isidro.

Volviendo a los festejos decir que la Pregonera, Almudena Grandes, estuvo a la altura. Habló para todos los madrileños sobre el orgullo de pertenecer a una ciudad abierta y diversa. Lamento, sin embargo, la elección de Joe Crepúsculo, autor del “Himno de Podemos”, para el fin de Fiestas, otro más para la red clientelar de Carmena. La composición, sin embargo, lo que hizo fue causar una polémica interna en Podemos, para variar. Sus conflictos internos son constantes.

Este año tendremos que pedir al Santo Isidro, como dijo el Cardenal-Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, en la Misa de la Colegiata, que los políticos gobiernen con criterio y piensen, sobre todo, en los más necesitados, a ver si en Madrid lo conseguimos porqué hasta ahora mucho hablar y poco hacer. La Alcaldesa con animar a “cuidar la ciudad, a cuidar la ternura” ya considera que ha cumplido su inefable misión. También tengo una petición para el Distrito madrileño de Tetuán que, a pesar de ser tan castizo, solo recibió como programación de fiestas del Patrón una Jornada Didáctica sobre la plantación de hortalizas, muy propio para un Santo Labrador pero muy triste para sus habitantes. Debe ser por aquello de dar el toque ecologista. ¡Qué paciencia hay que tener!

Últimas noticias