Castilla y León

Castilla y León contará con enfermeras a la demanda para reducir la congestión en la Atención Primaria

Los profesionales del sector piden que se les reconozca como al resto de sanitarios así como el impulso a los cuidados y visitas domiciliarias y una mejora de la continuidad asistencial entre los centros de salud y los hospitales

Reducir la congestión en la Atención Primaria. Ese es uno de los objetivos principales por los que los profesionales de la Enfermería de Castilla y León quieren que se impulse la figura de las enfermeras a la demanda, un puesto que ya funciona en otras Comunidades y que permitiría resolver los problemas cotidianos de los pacientes y, solo si se excede de sus competencias, derivarlos a un médico.

Publicidad

Así lo anunció el presidente del Consejo de Colegios Profesionales del sector en la Región, Alfredo Escaja, quien salió «contento» de su reunión con la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ya que, dijo, «ha asegurado que atenderá nuestras peticiones».

Entre ellas se encuentra la creación de este puesto, que podría comenzar a funcionar en los centros de salud urbano y que, según detalló, permitiría que los pacientes «no tengan que esperar a obtener una cita sino que acuden directamente a su ambulatorio y el personal enfermero le resuelve el problema». «Si necesita tratamiento le derivará al médico», añadió.

Este encuentro, altamente demandado desde julio por el colectivo, afirmó Escaja, sirvió para avanzar en el acuerdo cerrado con el consejero anterior, Antonio María Sáez Aguado y que supone, también, el desarrollo de las especialidades de enfermería, el impulso a los cuidados y visitas domiciliarias, el papel del enfermero con los enfermos crónicos o la continuidad asistencial entre Primaria y Hospitalaria.

Además, pidió a Casado el reconocimiento de la profesión dentro de la estructura de la Consejería ya que en estos momentos es un servicios en la estructura administrativa y lo que buscan es que cuente con una dirección técnica específica.

Publicidad

En este puntó, según aseguró, la consejera ha respaldado y apoyado esta intención, que intentará atender aunque depende de Función Pública de la Comunidad, que está en la Consejería de Presidencia, que afirma que no es posible ya que la enfermería tiene categoría A2 y para tener dirección técnica debe ser A1.

«Es algo que creemos de justicia, porque somos graduados y no entendemos que pertenezcamos a una categoría distinta al resto», reiteró Escaja.

Publicidad

En cuanto al plan de reforma de la sanidad rural, el presidente del Consejo defendió el papel de la enfermería en los pueblos, donde no cree que sean necesarios más médicos, sino más profesionales del sector realizando su papel de enfermeros.

La solución pasa, a su juicio, por «un nuevo modelo de atención de enfermería» ya que el medio rural necesita más estos cuidados. En este punto se refirió al problema de Reino Unidad, con un modelo de Atención Primaria basado en el médico y donde ahora «faltan 55.000 enfermeras debido a la falta de contratación», alertó.