Los tres exjugadores de la Arandina, en libertad provisional

La Audiencia Provincial de Burgos deliberará unos días más mientras la familia de la menor ha denunciado “amenazas e insultos”

Los tres exjugadores de la Arandina no entrarán hoy a la cárcel. La Audiencia Provincial de Burgos deliberará unos días más, aunque no hay una fecha determinada. La sentencia condena a cada uno de los tres jóvenes a 38 años de cárcel por un delito de agresión sexual a una menor de 16 años.

Carlos Cuadrado,"Lucho", de 24 años; Víctor Rodríguez, “Viti”, de 22 años y Raúl Calvo, de 19 años han defendido siempre su inocencia y han recibido numerosas nuestras de apoyo durante el pasado fin de semana en forma de manifestaciones y concentraciones en contra de la sentencia, respaldo que también han tenido hoy a las puestas del Palacio de Justicia de Burgos, donde se han encontrado con otro grupo de apoyo a la víctima.

Concentraciones enfrentadas reciben en Burgos a los acusados del 'Caso Arandina'
Concentración a favor de los ex jugadores de la Arandina a las puertas de los Juzgados de Burgos,. EUROPA PRESS 18/12/2019 EUROPA PRESS

Además, tendrán que hacer frente a una indemnización conjunta de 50.000 euros, por lo que ya anunciaron su intención de recurrir la sentencia.

La abogada de la defensa ha señalado que los deportistas están en libertad hasta una resolución firme y ha aseverado que no hay motivos para decretar el ingreso en prisión inmediato así como ha agradecido el apoyo recibido.

Amenazas a la familia de la menor

Por su parte, la familia de la menor ha denunciado las “amenazas e insultos” que están sufriendo a través de las redes sociales así como la filtración de datos personales y grabaciones, lo que llevarán también ante los tribunales. Asimismo, su abogada, Patricia Ortiz, ha asegurado que la menor se encuentra “encerrada en casa, sin poder salir y francamente mal, desolada".

La letrada ha considerado que los grupos que defienden a los deportistas están “criminalizando a la víctima”, por lo que ha pedido “respeto a la sentencia” y que se utilicen los “recursos establecidos por la ley” para “protestar” contra la resolución judicial, así como ha afirmado que perseguirán a todas aquellas personas que difundan información relativa al caso.