La Junta invierte 47,4 millones para facilitar la incorporación de casi 900 jóvenes al campo

El consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero, avanza la convocatoria de más ayudas que cubrirán el 60% del gasto de una nueva explotación y cuya solicitud se puede presentar hasta marzo

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, informa sobre las ayudas que reciben los jóvenes en el ámbito agrario de Castilla y León
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, informa sobre las ayudas que reciben los jóvenes en el ámbito agrario de Castilla y LeónRubén Cacho (nombre del dueño)Ical

La incorporación de jóvenes al campo es uno de los objetivos de la Junta de Castilla y León para esta legislatura. Así lo aseguró el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, tras reunirse con los representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias (opas), a quienes presentó los buenos datos en esta materia durante el 2019, año en el que han llegado al sector 882 jóvenes, de los que 286 son mujeres.

Para lograrlo, desde el Ejecutivo autonómico se han invertido 47,4 millones en ayudas para que cada uno reciba, de media, 53.734 euros como incentivo para poner en marcha su negocio.

Con la finalidad de continuar con esta buena racha se ha publicado ya en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) las condiciones de las nuevas ayudas, a las que se van a destinar inicialmente 36 millones que podrán ampliarse en función de las necesidades de las peticiones y cuya solicitud se puede presentar hasta el 16 de marzo.

Como novedades con respecto a las subvenciones de otros años, Carnero destacó el incremento del 10 por ciento en explotaciones, estableciéndose una cuantía mínima del 40 por ciento en todas las explotaciones y de hasta un 60 por ciento en el caso de menores de 41 años. Además, no se exigirá justificar los primeros 25.000 ueros de los gastos de puesta en marcha del negocio y dentro del sector apícola serán admisibles las inversiones superiores a los 7.000 euros.

Por su parte, desde las opas se mostraron satisfechos con estas medidas. Así, el presidente de Asaja en la Comunidad, Donaciano Dujo, se refirió al envejecimiento como «el mayor problema del campo», por lo que consideró que la incorporación este año de casi 900 jóvenes al sector es «una buena noticia» porque «son la solución al problema existente».

Más duro fue el coordinador de Coag en la Alianza Upa-Coag, Aurelio Pérez, quien advirtió de que en los próximos años serán seis de cada diez activos los que desaparecerán por jubilación en el campo o cese de la actividad, una «realidad a la que la incorporación de jóvenes no va a poder dar respuesta en la misma medida», dijo, por lo que pidió mayores garantías de rentabilidad como foco de atracción.