Iberdrola distribuirá un dividendo de 47,4 millones entre su más de 33.800 accionistas de Castilla y León

La remuneración aumenta un 14 por ciento, hasta los 0.40 euros brutos por acción

Junta general de accionistas de Iberdrola
Junta general de accionistas de Iberdrola

El beneficio histórico obtenido por Iberdrola en 2019 permitirá a la compañía cumplir su compromiso de incrementar la retribución al accionista en línea de sus resultados. De esta manera, distribuirá un dividendo de 47,4 millones de euros entre los más de 33.800 accionistas existentes en Castilla y León.

El Consejo de Administración propondrá a la Junta General de Accionistas la distribución de una reribución anual con cargo a 2019 de 0,4 euros brutos por acción, que representa un aumento del 14 por ciento respecto al de 2018. De esta forma, la compañía alcanza con tres años de antelación el suelo de dividendo fijado inicialmente para 2022.

Los 47,4 millones a repartir se obtiene de la suma del dividendo a cuenta de 2019, ya abonado a los accionistas el 5 de febrero -que ascendió a 0,168 euros brutos por acción- y de los 0,232 euros brutos por acción de dividendo complementario, que se abonarán en el mes de julio, si así lo aprueba la Junta General de Accionistas de Iberdrola.

La distribución del dividendo se realizará en el marco del programa Iberdrola Retribución Flexible, por el que los accionistas pueden elegir entre recibir su retribución en efectivo o en acciones de la compañía de manera gratuita.