Castilla y León demanda un plan de choque para aliviar a la automoción

El consejero Germán Barrios cree que va a ser uno de los sectores “más castigados” por la pandemia

El sector de la automoción puede ser uno de los más castigados por el Covid-19
El sector de la automoción puede ser uno de los más castigados por el Covid-19

Poner en marcha un plan de choque para aliviar al sector de la automoción. Ésta es una de las demandas que lanzó el consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios, a preguntas de los periodistas, durante su videoconferencia para explicar los efectos de la pandemia.

Al respecto, aseguró que la automoción “va a ser uno de los sectores más castigados” por la crisis sanitaria, ya que “cuando salgamos de esto, no creo que el cuerpo esté para comprar coches”. Por este motivo, Barrios consideró más necesario que nunca el plan pactado entre instituciones, patronal del sector (ANFAC, Sernauto y Faconauto) y los sindicatos mayoritarios (UGT y CC.OO), que permita el inicio de una apertura o proceso de desescalada siempre “de acuerdo con lo que nos digan las autoridades sanitarias”.

La compra de vehículos “sin más impuestos” y el recorte de los precios en el suministro de energía y de logística, subrayó el responsable regional de la cartera de Empleo e Industira, como ejes de esa estrategia. Además de las máximas medidas de seguridad, incluidos equipos de protección individual (EPOIs) y test para los operarios, en Castilla y León “vamos a estimular la capacidad de fabricación y al sector de auxiliares”, declaró Germán Barrios.

El consejero también se mostró partidario de defender un sector que cuenta con un gran potencial en la Comunidad, y afirmó que “debemos estar orgullosos de poder contar en Valladolid con una de las mejores factorías de fabricación de motores del mundo”.

Carta a la ministra

Por otra parte, la industria de la automoción dirigió una carta a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en la que urge al Gobierno un plan de medidas de choque para la recuperación del sector, con el objetivo de “contener la crisis que aqueja al tercer sector industrial de la economía española, responsable del diez por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) y del nueve por ciento del empleo”.

Las asociaciones de fabricantes (Anfac) y componentes (Sernauto), y las de distribución (Faconauto) y comercialización (Ganvam) señalan en la misiva que la automoción “es clave para la recuperación económica de España”, y que “al igual que sucedió en la crisis pasada, la salida de la crisis no será posible sin la recuperación de la automoción”.

Las asociaciones remarcan el “total compromiso” que ha mostrado el sector ante la expansión de la pandemia del coronavirus y la declaración del estado de alarma. Recuerdan que sus fábricas fueron las primeras en cerrar y han sido el único sector industrial en mantener sus líneas paradas durante 40 días, excepto para reconducir su producción a material sanitario.

“El sector ha sido pionero en cerrar un acuerdo con los sindicatos mayoritarios para la puesta en marcha de protocolos sanitarios muy exigentes para el reinicio de la actividad. Sin embargo, la reactivación de la actividad se está realizando de manera muy progresiva y la producción no recuperará su ritmo mientras la comercialización esté parada en España y en Europa”, añade el escrito.

Las asociaciones reclaman “mayor coordinación entre los ministerios encargados”, puesto que las medidas que necesita el sector son transversales, requieren de la participación de varias administraciones y la “prioridad de estas medidas es tan alta” que urgen a un trabajo conjunto y coordinado.