San Andrés del Rabanedo dice sí a que León se independice de Castilla

La moción sale adelante con los ocho votos de PSOE, dos de la UPL, uno de Podemos y otro de Vox entre gritos a favor de la autonomía y del país leonés

Nuevo capítulo en la historia del camino que han emprendido varios municipios de la provincia de León, con la capital a la cabeza, e incluso alguno de Zamora, como Manganases de la Polvorosa, o salmantinos, como Serradilla del Arroyo, en favor de la independencia de León de Castilla. O lo que es lo mismo, que León se convierta en la Comunidad Autónoma número 18 de España.

Esta vez el capítulo ha tenido como escenario la localidad leonesa de San Andrés del Rabanedo, la tercera en importancia de la provincia, puesto que en ella viven más de 30.000 personas, y el cuarto municipio más grande de Castilla y León sin contar las capitales de provincia, y con socialistas, leonesistas, Podemos y Vox como protagonistas del relato, cuyos representantes municipales han dicho sí al país leonés. Los doce votos de todos ellos (8 del PSOE, dos de la UPL, uno de Podemos y otro de Vox) han sido más que suficientes para que la moción saliera adelante, ya que solo los ocho concejales de PP (5) y Ciudadanos (3) votaron en contra mientras que Izquierda Unida se abstuvo.

La iniciativa se debatía y se aprobaba mientras fuera, a las puertas del Consistorio, pero también en el interior del salón de plenos, varios colectivos leonesistas desplegaban banderas de León y gritaban a favor de la autonomía y del país leonés cuando el concejal que participara en ese momento mostraba su conformidad a la independencia de Castilla y especialmente tras la aprobación de la moción.

San Andrés del Rabanedo es el Ayuntamiento número 41 que ha respaldado la moción por la autonomía de la Región Leonesa que representan a unos 200.000 vecinos y que se ha bautizado como “León solo”.

La moción, impulsada por la Unión del Pueblo Leonés y Podemos, reivindica las “ventajas” que tendrá para el municipio un marco autonómico diferente. Así, consideran que si León fuera una autonomía se produciría una mejora de prestación de servicios mancomunados sin tener que depender de las órdenes de la Junta y “se rompería con el centralismo actual”, apuntan los impulsores.

Asimismo, la localidad aumentaría en importancia y protagonismo al pasar de ser el decimotercer municipio por habitante al quinto y lograría una mejor financiación de los servicios públicos al no tener que mantener una institución “tan cara” como la Junta. Finalmente, aseguran que crecería también la posibilidad de recuperar el patrimonio natural e inmaterial del municipio con fondos y propuestas “que no estén encorsetadas por la necesidad de justificar una realidad inexistente en la historia como es Castilla y León”.

Entre las voces del debate de esta moción, destaca la del concejal de Vox, Fernando Prieto Olite, que cargaba contra las autonomías, a las que considera un modelo fallido y costoso, aunque votaba sí a favor de la autonomía leonesa porque es el modelo que hay y porque así se defiende la identidad leonesa.

La alcaldesa, Camino Cabañas, del PSOE, tenía también un discurso muy crítico hacia el Gobierno de la Comunidad en el que denunciaba “agravios” para con la provincia leonesa en favor de otros territorios como Valladolid. “León no merece batallas, merece proyectos. Ha llegado la hora de que se nos escuche”, decía la primera edil.

Ente los que han votado em contra, la concejal del PP, Noelia Álvarez, portavoz popular en el Ayuntamiento de San Andrés, tenía palabras duras contra la alcaldesa a la que acusaba de no importarle nada la provincia ni el municipio, mientras que a los dos ediles de la Unión del Pueblo Leonés, Julio González Rivo y María Rosa Fernández Velilla, les recordaba que «ser leonesista no es ser de la UPL».