Tres detenidos como presuntos autores de numerosos robos con fuerza en viviendas y vehículos en Soria

Uno de los hombres tenía en vigor una orden de prohibición de aproximarse a menos de 300 metros respecto de la mujer detenida

Objetos robados por los tres detenidos en la ciudad de Soria
Objetos robados por los tres detenidos en la ciudad de SoriaSUBDELEGACIÓN GOBIERNO SUBDELEGACIÓN GOBIERNO

Agentes de la Policía Nacional detuvieron a dos hombres, de 45 y 39 años, y a una mujer, de 36 años, todos ellos vecinos de Soria, como presuntos autores de al menos cinco robos con fuerza (cuatro de ellos, consumados y uno, en tentativa), un delito de hurto y dos robos con fuerza en el interior de vehículo.

Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en la provincia, a uno de los detenidos también se le imputó un delito de quebrantamiento de condena, por incumplir una medida de prohibición de aproximarse a menos de trescientos metros respecto de la mujer detenida.

En las últimas semanas, la Policía Nacional había tenido conocimiento, de una serie de robos que se habían producido en esta ciudad. El primero se había cometido en una finca no habitada, en la zona cercana a la plaza de toros, en la que los autores entraron en un domicilio, un trastero y un desván, tras forzar sus puertas. Además, intentaron entrar en otra vivienda de esa finca aunque sin conseguirlo. De la primera finca, sustrajeron numerosos objetos como lámparas, relojes de pulsera y de bolsillo, una cubertería, material de relojería y diversas herramientas.

El segundo hecho se produjo en una vivienda habitada. En el momento de los hechos, su morador no estaba en el domicilio. Está situada en la zona de la concatedral de San Pedro. En este caso, tras forzar una ventana, sustrajeron entre otros objetos dos lámparas de bronce, 101 piezas de joyería-bisutería, diverso instrumental médico, entre el que destacaba un fonendoscopio y un otoscopio, una televisión y diversas herramientas, además de 500 euros.

Desde la Comisaría de Policía Nacional, comenzaron a realizarse diversos dispositivos cuyo objetivo era esclarecer estos hechos y detener a los presuntos autores de los mismos. Fruto de uno de estos dispositivos, en la madrugada del pasado miércoles, agentes de la Policía vieron en la zona cercana al último de los robos, a dos hombres y una mujer con varias bolsas.

Cuando los policías intentaron identificar a esas personas, la mujer y un hombre emprendieron la huida y entraron en un portal de la zona. La persona que se quedó en el lugar, al ser preguntado por el origen del contenido de las bolsas, ofreció una respuesta contradictoria. Por este motivo le fueron intervenidos, por si pudieran tener una procedencia ilícita.

Tras diversas investigaciones policiales, esos objetos intervenidos fueron reconocidos como procedentes del segundo de los robos.

Registro domiciliario

Los investigadores policiales localizaron el piso donde pudieran vivir el hombre a la que habían intervenido los efectos, y las dos personas huidas. Por todo ello, y con la intención de poder esclarecer los robos denunciados, los agentes, tras la pertinente autorización del juzgado de instrucción de guardia, realizaron una diligencia de entrada y registro en este domicilio, donde intervinieron numerosos objetos que podrían proceder de delitos contra el patrimonio. Se detuvo a estas tres personas.

Las actuaciones policiales llevaron, hasta el momento, al esclarecimiento de los robos mencionados, así como de un delito de hurto de dos ruedas con sus piñones y ejes de una moto que estaba estacionada en un garaje y dos robos con fuerza en interior de un vehículo, que estaban estacionados en vía pública. Tras forzar sus ventanillas, sustrajeron diversos objetos como herramientas, varias llaves y algunos alimentos.

Quebrantamiento de condena

En el momento del registro domiciliario, los agentes identificaron a las tres personas que fueron detenidas. Además, descubrieron que uno de los hombres, tenía en vigor, una orden de prohibición de aproximarse a menos de 300 metros respecto de la mujer detenida, ordenada por un Juzgado de esta ciudad, por lo que se le imputó un nuevo hecho delictivo como presunto autor de un delito de quebrantamiento de condena.

Al término de las diligencias policiales, los detenidos fueron puestos a disposición judicial que decretó, para uno de ellos, su ingreso en prisión. Por otra parte, la Policía Nacional continúa con las investigaciones para el esclarecimiento de otros delitos contra la propiedad.

Además, se difundieron a través de los medios de comunicación dos fotografías de conjunto, por si algún ciudadano pudiera reconocer y acreditar legalmente la propiedad de alguno de los objetos. Para ello, previamente, y siempre antes de desplazarse a las dependencias de la Comisaría Provincial, pueden contactar vía telefónica con los funcionarios policiales del Grupo I de la Brigada Provincial de Policía Judicial (975 239 338), desde donde se les informarán del trámite a seguir en cada supuesto.