El campo recibe el reconocimiento que se merece

El Parlamento autonómico acuerda por unanimidad llevar a cabo un homenaje público a los agricultores y ganaderos por su trabajo en esta pandemia

Explotación ganadera de ovino de raza Awassi en Fuentes de Nava (Palencia)
Explotación ganadera de ovino de raza Awassi en Fuentes de Nava (Palencia)BrágimoIcal

Lo han recibido los sanitarios, cada día a las ocho de la tarde en los balcones y terrazas de las casas durante los meses más duros de la pandemia por su lucha diaria contra un virus que parece no tener fin. También los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, velando por nuestra seguridad ante las restricciones y limitaciones y por evitar el caos en las calles ante una situación de incertidumbre que aún se mantiene. También los transportistas, sobre todo de la distribución han contado con el aplauso social garantizando el abastecimiento en los supermercados.

Pero faltaban los agricultores y ganaderos. Las gentes del campo han demostrado siempre su importancia y que son esenciales para el desarrollo normal de la vida en este planeta, como garantes del Medio Ambiente, del mantenimiento de las especies o ayudando a fijar población en el mundo rural, donde el campo es la actividad principal.

Pero ha sido ahora, en esta crisis sanitaria del coronavirus, o ante adversidades climatológicas como al reciente borrasca “Filomena”, que tiñó e blanco media España y los agricultores con sus tractores echaron nuevamente un mano para favorecer la movilidad en los pueblos y evitar su aislamiento despeando los caminos rurales y las calles y aceras, cuando realmente la sociedad se ha dado cuenta de la necesidad del sector agrario. La UME de los pueblos les han bautizado también.

Y es que los agricultores y ganaderos no solo han garantizado el suministro de alimentos en estos meses tan complicados de pandemia sino que, además, han ayudado también de forma altruista en labores de desinfección, transformando sus tractores en máquinas preparadas para desinfectar el virus de las calles, plazas y edificios del medio rural.

Agricultor de Canalejas de Peñafiel con su tractor quitando nieve de este municipio vallisoletano
Agricultor de Canalejas de Peñafiel con su tractor quitando nieve de este municipio vallisoletanoLa RazónLa Razón

Una tarea que ahora las Cortes de Castilla y León quiere reconocer en un homenaje público, si las circunstancias sanitarias lo permiten, que se celebrará en mayor, en torno al día 15 que es cuando los agricultores y ganaderos honran a su patrón, San Isidro Labrador.

Así se desprende de la iniciativa parlamentaria impulsada por el PSOE que ha salido adelante en la Comisión parlamentaria de Agricultura y Ganadería de las Cortes con el apoyo de todo los grupos con representación en la Asamblea regional, por la que se insta a la Junta a llevar a cabo un reconocimiento en intervenciones públicas al papel de los hombres y mujeres del campo por su ingente labor en la crisis de la covid.

Y es que el sector primario ha demostrado su fortaleza en 2020 creciendo un siete por ciento cuando la economía de Castilla y León en su conjunto ha caído un 19 por ciento.

“Las gentes del campo han salido cada día a alimentar al ganado, han cuidado sus cultivos y han recogido sus productos para no desabastecer las neveras del resto de compatriotas”, destacaba la socialista Judith Villar, quien defendía la iniciativa por parte de su partido.

Un reconocimiento que llega en un momento en el que los agricultores y ganaderos están también reivindicando ser vacunados antes de lo que supuestamente les toca según el protocolo aprobado, debido a que son un sector que no ha parado ningún día en esta pandemia y que es de riesgo ante este virus