El PP, sobre una posible moción de censura: “El PSOE no puede caer más bajo”

El popular Raúl de la Hoz pide a Tudanca que se vaya a anunciar la iniciativa a las puertas de un hospital mientras que desde Ciudadanos llaman “irresponsables” a los socialistas

El portavoz del PP en las Cortes, Raúl de la Hoz, conversa con el vicepresidente del Parlamento autonómico, Francisco Vázquez
El portavoz del PP en las Cortes, Raúl de la Hoz, conversa con el vicepresidente del Parlamento autonómico, Francisco VázquezRubén cachoIcal

Las declaraciones de la secretaria de Organización del PSOE, Ana Sánchez, en las que asegura que los socialistas no descartan presentar una moción de censura a Fernández Mañueco en estos momentos, no han sentado nada bien en el PP.

Es más, el portavoz parlamentario, Raúl de la Hoz, lamentaba que con la que está cayendo piensen en llevar a cabo una iniciativa de este tipo y aseguraba, contundente, que el PSOE “ya no puede caer más bajo”.

En este sentido, De la Hoz reprochaba a los socialistas que lleven meses sin plantear alternativa alguna en la lucha contra la covid y que se dediquen única y exclusivamente a enfrentar a los ciudadanos con el Gobierno regional para sacar rédito político, y pedía al líder de los del puño y la rosa, Luis Tudanca, que se vaya a un hospital a anunciar la moción de censura y a explicársela a las familias de los más de seis mil fallecidos en la Comunidad por esta enfermedad o a los más de 250.000 contagiados desde marzo.

“Si aún les quedaba algo de dignidad, este lunes la han perdido por completo”, apuntaba De la Hoz

Desde Ciudadanos, por su parte, también han mostrado cierto malestar con el PSOE por este motivo, pero, sobre todo, están sorprendidos ante una iniciativa de este tipo en un momento como el actual, en plena tercera ola de esta pandemia, “y más viniendo de un partido que no reconoce la crisis sanitaria, que siga sin admitir a miles de fallecidos o que carezca de un plan de vacunación específico para los españoles”, decía la portavoz nacional de Ciudadanos, Melisa Rodríguez, quien calificaba esta posible moción de censura de “irresponsable”.

La portavoz del Comité Ejecutivo de Ciudadanos, Melisa Rodríguez, ofrece una rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Permanente de Ciudadanos, en Madrid, (España), a 22 de febrero de 2021.
22 FEBRERO 2021;RUEDA DE PRENSA;CIUDADANOS;COMITE PERMANENTE
Eduardo Parra / Europa Press
22/02/2021
La portavoz del Comité Ejecutivo de Ciudadanos, Melisa Rodríguez, ofrece una rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Permanente de Ciudadanos, en Madrid, (España), a 22 de febrero de 2021. 22 FEBRERO 2021;RUEDA DE PRENSA;CIUDADANOS;COMITE PERMANENTE Eduardo Parra / Europa Press 22/02/2021Eduardo Parra Europa Press

Además, y respecto a las explicaciones de Ana Sánchez, quien ponía entre las causas de esta moción la “degradación” a la que en su opinión la Junta ha llegado a esta Comunidad por los casos de corrupción, Rodríguez recordaba a la socialista que su partido tampoco puede presumir de ser una formación sin casos de corrupción o escándalos.

Antes, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, uno de los aludidos por la número tres del partido del puño y la rosa, había asegurado, con cierta sorna, que vería buena la moción de censura y su salida de la Junta siempre y cuando el vicepresidente del Gobierno de España, Pablo Iglesias, hiciera lo mismo.

Pese a ello, Igea decía que una posible moción de censura es una “irresponsabilidad”, y reprochaba a los socialistas que planteen presentar una en la Comunidad que arrebate el poder a la coalición de PP y Cs.

“A mi no me ha llamado nadie”, señalaba en alusión a esta posible iniciativa del PSOE, mientras apuntaba que su formación está centrada en lo que “realmente preocupa a la gente, que no son los sillones”.

En cualquier caso, de llevarse a efecto esta moción, los socialistas, que fueron la fuerza más votada en la Comunidad en las elecciones autonómicas de mayo de 2019 en las que obtuvieron 35 escaños en el Parlamento autonómico, no tienen la mayoría suficiente para conseguir desbancar de la Junta al popular Fernández Mañueco, cuyo partido logró 29 asientos en el hemiciclo, y necesitarían del apoyo de su socio Ciudadanos, y sus doce procuradores, o, de los cinco escaños del resto de grupos (dos de Podemos, uno de Voz, Por Ávila y Vox) y dos procuradores dela formación “naranja” para obtener la mayoría de 42 representantes, algo que se antoja más que complicado.