Coronavirus

La cara más letal del virus sigue patente

Siete personas pierden la vida por coronavirus en las últimas 24 horas en Castilla y León que elevan a 17 los fallecidos esta semana mientras que los contagios vuelven a bajar hasta los 1.277

La mayoría de los sorianos continúan llevando la mascarilla pese a no ser obligatoria en exteriores
La mayoría de los sorianos continúan llevando la mascarilla pese a no ser obligatoria en exterioresConcha OrtegaAgencia ICAL

En el día en el que se han superado los tres millones de dosis de vacunas inoculadas en Castilla y León, con nueve de cada diez personas de más de 40 años inmunizados al completo, la covid sigue mostrando su lado más letal. Y es que en las últimas 24 horas han sido siete personas las que han perdido la vida en los hospitales de la Comunidad (dos en Burgos y León, y una en Valladolid, Soria y Salamanca) que elevan a 17 los fallecidos en los tres días que llevamos de semana, y a 5.834 el total en este más de año y media de pandemia en los centros hospitalarios.

Una cifra a la que habría que sumar las 1.146 personas usuarias de residencias de personas mayores o con discapacidad que se fueron de este mundo en la habitación del centro en el que vivían, y las 1.105 personas que murieron con síntomas compatibles en los primeros meses de la pandemia pero a los que no realizaron la prueba PCR que lo hubiera podido confirmar.

Un miércoles en el que, pese a este aumento de la letalidad, deja un descenso del número de contagios. Así, la Comunidad ha anotado 1.277 nuevos infectados, lo que suponen 149 menos que ayer pero 371 menos que hace una semana, por lo que se puede interpretar como que esta quinta ola se ha logrado contener y que el pico se podría haber alcanzado ya.

Burgos y Valladolid, con 297, son las provincias que más casos reportan este miércoles, mientras que Zamora es la que menos con 53, y que dejan en 277.952 el número total de positivos en esta crisis sanitaria del coronavirus en Castilla y León.

Asimismo, los brotes activos siguen disparados, con un total de 543, seis más que hace un día y 21 más que hace una semana, con 2.769 personas implicadas en alguno de ellos, 56 más que ayer martes. Soria, con 567, es la provincia con más personas afectadas en alguno de los 195 focos que tiene abiertos.

Las buenas noticias llegan de las 76 altas hospitalarias que se han registrado, y que elevan a 31.299 el total de personas que han plantado cara al bicho y superado la enfermedad en esta pandemia.

La situación epidemiológica sigue siendo complicada en Castilla y León, ya que la incidencia acumulada a catorce días se mantiene en el entorno de los 800 casos por cada cien mil habitantes, concretamente en 778, y de 357 a una semana. El índice de reproducción se sitúa en 0,90, por debajo del uno que marca el límite para preocuparse. Además, sigue preocupando la presión hospitalaria, y a falta de que se actualicen los datos esta tarde, en estos momentos son 504 las personas ingresadas por covid en planta y 69 en las unidades de críticos.

La cepa delta, la india, ya supone más del 40 por ciento de los casos que se detectan en Castilla y León, mientras que la beta, la sudafricana, el 14 por ciento, y la británica, hasta hace no mucho la predominante, acapara el 40 por ciento de los casos, aunque en España la india ya es la mayoritaria lo que explica el elevado número de contagios al ser variantes más contagiosas.

Desde el Gobierno regional insisten en pedir a la población que extremen las medidas de precaución y seguridad frente al virus, como el uso de la mascarilla en exteriores cuando hay aglomeraciones y cumplir con las medidas establecidas para el ocio y tiempo libre.