Coronavirus

Una madre trabajadora sin pareja podrá también disfrutar del permiso de paternidad

Una sentencia del Juzgado de lo Social de Zamora reconoce su derecho a ello para disfrutar de su hijo, lo que supone ocho semanas adicionales

Juzgados de Zamora
Juzgados de Zamora FOTO: La Razón La Razón

Una madre trabajadora sin pareja no solo disfrutará del permiso de maternidad que le corresponde por haber tenido un hijo para cuidar de él durante cuatro meses mínimo sino que, además, podrá dusfrutar de otras ocho semanas adicionales correspondientes al permiso de paternidad.

Y todo ello gracias a una sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Zamora, que ha reconocido a una madre trabajadora sin pareja este derecho, dando así la razón a una reclamación presentada por una enfermera que constituye una familia monoparental y que ha sido defendida por el sindicato de Enfermería Satse.

La sentencia establece que la demandante debe disfrutar de ocho semanas adicionales de permiso por el nacimiento de su hijo, ya que debe aplicarse la Convención sobre los Derechos del Niño y prima el interés superior del menor.

En caso contrario, según el fallo judicial, el menor se vería discriminado frente a los niños nacidos en familias biparentales y se conculcaría el derecho de igualdad que consagra esa convención internacional. La enfermera que planteó la demanda es una progenitora única que tuvo un hijo en agosto del año pasado y disfrutó del permiso por maternidad hasta principios de diciembre.

Unos días antes de que concluyera el permiso solicitó a la Seguridad Social la ampliación durante el tiempo que le hubiera correspondido al otro progenitor en caso de haber sido familia biparental. Sin embargo, el INSS desestimó la petición y alegó para ello que la legislación vigente no contempla para supuestos de familias monoparentales que el permiso que le hubiera correspondido al otro progenitor se pueda acumular al de la madre. En cambio, el Juzgado de lo Social número dos de Zamora ha entendido que hacer una interpretación literal de la ley que impide transferir el derecho al otro progenitor en caso de familias monoparentales supone “una discriminación del menor nacido en dicha familia, respecto del menor nacido en una familia biparental”.

La sentencia advierte de que esa discriminación en el periodo de cuidado y atención de los hijos de familias monoparentales “por su propia condición o por el estado civil o situación del progenitor” lo que hace es mermar la atención que recibe el niño en esas familias. Además, esa diferencia con respecto a las familias con dos padres introduce “un sesgo que quebranta el desarrollo del niño, al quedar atendido menos tiempo y con menor implicación personal de quien ha sido considerado progenitor”, ha remarcado la sentencia.

El Juzgado de lo Social de Zamora concluye en su resolución que la demandante tiene derecho a sumar a su permiso de maternidad ocho semanas adicionales de prestación por nacimiento y cuidado de hijo que son las que hubiera disfrutado el otro progenitor si hubiera sido una familia biparental.

Satse ha valorado la sentencia al constituir “un nuevo avance en materia de conciliación familiar” e igualar los derechos de los niños que nacen en familias monoparentales a los de los de familias con dos progenitores. Asimismo, el sindicato confía en que, en función de ella, la Seguridad Social modifique el criterio de interpretación de la normativa y no obligue a los padres o madres de familias monoparentales a tener que acudir a los juzgados para defender los derechos del menor.

De todas formas, contra esta sentencia todavía cabe recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León por parte de la Seguridad Social,