La caza del lobo al Norte de Duero entre 2016 y 2019 fue legal

Así lo confirma y ratifica una sentencia del Tribunal Supremo

Una manada de lobos
Una manada de lobos FOTO: UCAV

El Tribunal Supremo acaba de confirmar la legalidad del Plan de la Junta de Caza del Lobo al Norte del Duero entre el periodo 2016 y 2019. Una sentencia del pasado 27 de octubre y donde se estima el recurso de casación interpuesto por los Servicios Jurídicos de la Junta y donde se anula la sentencia del 12 de diciembre de 2019 del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Un recurso contencioso que se había interpuesto en su día por la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico contra la Resolución del 29 de julio de 2016 de la Dirección General del Medio Natural por la que se aprobó el Plan de aprovechamientos comarcales del lobo en los terrenos cinegéticos situados al norte del río Duero en Castilla y León desde el año 2016 y hasta el año 2019.

En su día, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León con sede en Valladolid había estimado en diciembre de 2019 este recurso, anulado dicho plan e impuesto a la Junta la condena de reparar el daño causado mediante la elaboración de un programa de recuperación, conservación y divulgación de la importancia de la especie por importe de 842.721 euros.

Ahora, el Tribunal Supremo estima este recurso, casa y anula esta primera sentencia y declara la legalidad de dicho Plan del Lobo y donde se alude que la actividad de la caza resultará compatible con un estado de conservación favorable.

También la Sentencia se refiere a dos pronunciamientos del Tribunal Constitucional del 22 de octubre de 2020 sobre la Ley de Caza de Castilla y León de 2019, que acogen una tesis similar para confirmar la constitucionalidad de esta.

Según el director de los Servicios Jurídicos de la Junta, Luis Miguel González Gago, esta sentencia es muy importante por la posible repercusión que pueda tener en un caso idéntico que está a punto de sentenciarse por el Tribunal Superior de Justicia sobre el siguiente Plan del Lobo para las temporadas 2019-2022, y que fue interpuesto por la misma Asociación recurrente.

Eso sí, el Tribunal Supremo no entra en el conflicto jurídico, también judicializado, sobre la reciente Orden del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de septiembre de 2021 que declaró al lobo especie no cazable en toda España y que se encuentra recurrida por la Junta.