Agentes de la Policía Local de Burgos salvan la vida de un ciudadano de 89 años

La rápida actuación de los cuatro agentes permitió al hombre, que entró en parada cardiorrespiratoria, recuperar las constantes vitales

Nueva acción heroica de la Policía Local de Burgos
Nueva acción heroica de la Policía Local de Burgos FOTO: Polícia de Burgos

Agentes de la Policía Local de Burgos salvaron durante la tarde de ayer la vida de un ciudadano de 89 que sufrió una parada cardiorrespiratoria en la carretera de Poza, en la capital burgalesa. Según informaron a través de un comunicado, los hechos ocurrieron sobre las 16.40 horas de la tarde del 1 de diciembre, cuando el operador de sala 112-092, indicó a las patrullas que un varón se encontraba con problemas respiratorios y en compañía de su hija, temiendo que estuviera sufriendo un ataque al corazón.

De inmediato dos patrullas se personaron en el citado lugar y observaron que el anciano se encontraba sentado en un andador-silla, comenzando a mostrar un color azulado (síntomas de cianosis), y al que no se le observaba respirar; por lo que los cuatro agentes procedieron a tumbarle sobre el pavimento.

Acto seguido le retiraron la ropa del torso y pudieron cerciorarse que existía ausencia de pulso, encontrándose inconsciente en parada cardiorrespiratoria.

Los agentes comenzaron a realizar las maniobras de resucitación mediante masaje cardiaco, anotando la hora exacta y comunicándolo al operador de Sala 112/092 al efecto de informar en tiempo real al servicio sanitario activado.

Mientras se realizaba en masaje cardíaco, los agentes colocaron los parches del desfibrilador que portan en vehículo policial, hasta que a los pocos minutos se observan signos de recuperación. A.R.S. comenzó a respirar de forma lenta y costosa, por lo que se le colocó en posición lateral de seguridad, dejando conectado el desfibrilador a su cuerpo y en permanente control por parte de los agentes actuantes.

Los servicios sanitarios desplazados al lugar verificaron que el varón había recuperado las constantes de manera aún muy débil, por lo que -tras estabilizarlo- procedieron al traslado a urgencias del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) habiendo recuperado la consciencia.