Ya son 14 los fallecidos por el brote surgido en el Hospital de Ávila

Además ya se suman 133 casos asociados y 22 hospitalizados

Se activa el protocolo contra el Coronavirus en Ávila
Vista del exterior del hospital Nuestra Señora de Sonsoles en Ávila FOTO: RAÚL SANCHIDRIÁN EFE

Ya son 14 los fallecidos por el brote de coronavirus surgido el pasado 11 de noviembre en la tercera planta del hospital “Nuestra Señora de Sonsoles”, dentro del Complejo Asistencial de Ávila. Asi lo confirmó el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández, quién añadió que también están asociados 133 casos asociados y 22 personas están hospitalizadas.

En este sentido, el propio José Francisco Hernández, durante la presentación de la campaña de vacunación infantil que arrancará este miércoles 15 de diciembre, garantizó que el brote está “muy controlado”.

Además, el subdirector médico del centro hospitalario abulense, César de la Hoz, afirmó que este “brote intrahospitalario” está “cerrado”, ya que desde el pasado 25 de noviembre no se han producido casos positivos en el interior del recinto.

Por su parte, el nuevo gerente de Asistencia Sanitaria de Ávila, Carlos Navarro, subrayó que es “casi imposible identificar la causa” que provocó este brote. ”Tiene que ser de alguien que estaba infectado y que entró en el hospital. No sabemos si fue un visitante o un trabajador que, imaginamos, sería asintomático”, declaró Navarro.

El jefe del Servicio Territorial de Sanidad de la Junta, Luis González Maroto, indicó que la gestión de este brote ha sido “impecable de principio a fin”, indicando que dentro del hospital se encuentra “controlado, aunque aparezcan nuevos casos” asociados al mismo.

Al respecto, y tras las críticas de los procuradores abulenses del PSOE sobre la gestión de esta situación, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León lamentó que con esta situación se realice “poco debate político”, teniendo en cuenta que se enmarca dentro de “una pandemia global”. Asimismo, señaló que el respaldo al personal sanitario “se demuestra con el silencio, cuando no con un apoyo explícito”.

Incremento de la incendia

Esta circunstancia se produce el día en el que el ritmo de crecimiento de la tasa de incidencia acumulada a 14 días de casos de la Covid-19 en Castilla y León no se ralentiza y crece en 41 puntos solo desde este lunes 13 de diciembre, hasta situarse en 561,98 por cada 100.000 habitantes, lo que consolida a la Comunidad en riesgo muy alto al encontrarse ya por encima de los 500 (según el nuevo semáforo). Igualmente, solo en la última semana el incremento ha sido meteórico, con 190 casos más que el martes 7 de diciembre, justo el día entre festivos, lo que supone un repunte del 51 por ciento.

Uno de los aspectos más preocupantes lo marca la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de la Comunidad, que este martes 14 de diciembre ya superó el 20 por ciento, concretamente el 20,21, con lo que se mantiene en el nivel de riesgo alto, según los datos publicados por la Consejería de Sanidad.

En relación a la incidencia a 14 días, cuatro provincias continúan en riesgo extremo, encabezadas por Valladolid, con 821,2 casos por cada 100.000 habitantes. Le siguen en este nivel Palencia (636,2), Ávila (568,3) y Burgos (539,9). León (494,4), Zamora (485,9), Soria (475,9) y Salamanca (412,1) están en nivel de riesgo alto, en el que entró Segovia en las últimas 24 horas al abandonar el riesgo medio y alzarse hasta los 306,23 (por encima de los 300 que marca el nuevo semáforo).

Por su parte, la tasa a siete días en el conjunto de Castilla y León creció levemente desde los 333,39 notificados el lunes 13 de diciembre a los 338,7 que Sacyl comunicó, es decir, cinco más, que corresponden con un riesgo muy alto. Ocho provincias están en esa máxima figura. Valladolid es de nuevo la provincia que peores datos presenta, con 479,8 casos por cada 100.000 habitantes, seguida de Burgos, con 405,6, Ávila, con 384,1, Palencia, con 363,1, León, con 336,5, Soria, con 299,1, Salamanca, con 278,6 y Zamora, con 256,3. Segovia sigue, con 134,75 casos, en riesgo medio, una cifra que, además, es inferior en 11 puntos a la de ayer.

El riesgo continúa en el nivel extremo en el conjunto de la Comunidad en relación a la incidencia acumulada a 14 días en las personas mayores de 65 años, con 327,53 casos por cada 100.000 habitantes, 43 más. El mismo factor, pero a siete días, también se mantiene en el nivel más alto de riesgo con 161,6 casos.

Por último, la positividad global de las pruebas diagnósticas por semana aumentó hasta el 16,11 por ciento. También se incrementó el número reproductivo básico, al pasar de 1,17 a 1,28. Todas las provincias superan la barrera del 1, entre las que destacan Segovia (1,68), Zamora (1,49), León, Palencia y Ávila (1,30), Soria y Valladolid (1,27). Cierran Burgos (1,18) y Salamanca (1,17).

Planta y UCI

La ocupación en planta por el ingreso de pacientes con COVID escaló al 10,9 por ciento, tres décimas más que este lunes 13 de diciembre. En cuanto a la UCI, su ocupación por COVID se sitúa en el 20,21 por ciento.

León, Palencia y Ávila están en riesgo extremo, con el 31,58, el 30 y 27,78 por ciento, respectivamente, de ocupación. En riesgo alto, Valladolid (20,39 por ciento), Burgos (17,02) y Zamora (15,79). En medio, Soria, con el 14,3 por ciento, y Segovia, con el 12,9; y cierra Salamanca, con 6,25 por ciento, en riesgo bajo.