Soria tendrá una Estación de Autobuses “moderna, accesible, y eficiente energéticamente”

La Junta con apoyo de los Fondos Europeos invertirá 4,5 millones para remodelar de forma integral esta infraestructura

Los consejeros Juan Carlos Suárez-Quiñones y Ángel Ibáñez presentan la remodelación de la Estación de Autobuses de Soria, junto a Yolanda de Gregorio y el alcalde Carlos Martínez, entre otros
Los consejeros Juan Carlos Suárez-Quiñones y Ángel Ibáñez presentan la remodelación de la Estación de Autobuses de Soria, junto a Yolanda de Gregorio y el alcalde Carlos Martínez, entre otros FOTO: Jcyl

Soria contará con una “remodelada, moderna y accesible” estación de autobuses a finales de 2023 principios de 2024. Así lo anunció el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que estuvo acompañado por el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, quien presentó el proyecto de intervención en esta infraestructura de transporte que se convertirá en un edificio “moderno, accesible, eficiente energéticamente y por lo tanto, sostenible”.

Para ello, la actual estación, que cambiará del todo su aspecto estético, contará con un presupuesto de 4.531.505 de euros, de los que la Junta de Castilla y León aportará 1,8 millones y los 2,6 millones restantes serán financiados con los fondos europeos Next Generation. Las obras serán licitadas en enero de 2022 y cuentan con un plazo de 18 meses de ejecución. “Los trabajos supondrán una transformación integral de esta infraestructura de transporte utilizando parámetros de modernidad y calidad”, reseñó el consejero.

En este aspecto, destacó que la intervención cambiará completamente el aspecto y funcionalidad de la estación de autobuses de Soria, ajustándola a los nuevos estándares edificatorios con plena adaptación en materia de movilidad reducida, una redistribución de espacios y usos, así como una mejora general de la confortabilidad, habitabilidad, eficiencia energética y servicios. “En definitiva, se trata de poner al servicio de la ciudadanía una infraestructura de transporte acorde a las actuales exigencias y necesidades de la sociedad soriana”, indicó.

El consejero subrayó que la Junta apuesta por mantener la actual ubicación de la estación al estar muy cerca de las principales vías de salida y entrada de Soria. En concreto, la actual estación, construida en el año 1985, se encuentra estratégicamente situada en la confluencia de las tres vías rápidas que absorben la mayor parte del tráfico rodado de la capital soriana y la comunican con la ronda de circunvalación SO-20, desde la que parten las carreteras principales (N-111, N-122 y N-234). “Esta conexión posibilita una fácil y rápida circulación de los autobuses a la Estación. Además su posición integrada en la trama urbana, en el borde entre el casco tradicional y el ensanche, hace que esté próxima a cualquier punto de la ciudad, evitando largos desplazamientos, rodados o peatonales”, dijo.

Los cambios afectarán básicamente a la arquitectura, dársenas, e instalaciones interiores (climatización, saneamiento, energía eléctrica, suministros, entre otros); eficiencia energética (instalación fotovoltaica en las dársenas y biomasa) y a la gestión integral de la propia estación, control, seguridad y servicios de soporte tecnológico.

Al respecto, el consejero destacó que en la planta uno se ubicará una cafetería con comida para llevar y habrá menos espacio para las concesionarias, ya que se pretende que la nueva estación cuente con los medios telemáticos suficientes para dispensar los billetes. Además, en la planta superior habrá un espacio de coworking que podrá ser alquilado para albergar reuniones entre viajeros.

“Laa estación lucirá un nuevo diseño institucional y corporativo; se procederá a la sustitución de las cubiertas y el revestimiento exterior del edificio con acabado en placas de hormigón polímero, cámara de aire y aislamiento de roca que supondrá una mejora de 77,3 por ciento de la demanda energética”, destacó.

El proyecto contempla también la reorganización y cierre de las dársenas, destinando una de las alas para aparcamiento de autobuses y la otra acondicionada para uso exclusivo de viajeros, mediante la incorporación de un cerramiento acristalado con puertas automáticas para el acceso a las distintas dársenas.

En materia de accesibilidad se dispondrá de un itinerario accesible que comunique las dos entradas existentes con la vía pública y con las zonas comunes exteriores, a través de sendas rampas con pendiente inferior al seis por ciento, en los accesos desde la avenida Constitución y la de Valladolid. Así mismo, el edificio dispondrá de un ascensor adaptado que relaciona las distintas plantas del edificio y se proyecta un itinerario accesible que comunica, en cada planta, el acceso accesible a ella con las zonas de uso público.

Por último, se sustituirá la red de climatización, mediante instalación por aire exterior con recuperación de calor, que toma su energía de la instalación fotovoltaica instalada en cubiertas. De esta forma, se garantiza el suministro eléctrico necesario para las instalaciones térmicas, eléctricas y de iluminación del edificio, haciéndolo un inmueble sostenible desde el punto de vista energético. La instalación de biomasa mediante calefacción de suelo radiante se contempla como apoyo a la instalación de climatización en los días de climatología extrema, y se renovará el sistema de iluminación con la instalación de lámparas LED, logrando una reducción de la potencia instalada en un 80 por ciento.

Asimismo, el consejero significó que la instalación contará con soportes de gestión, control e información de usuarios y tráfico, basada en componentes TIDS (Traveler Information Display Systems), mejoras en los sistemas de audio, y nuevos servicios TIC al servicio de la ciudadanía (Red Wifi y zonas de carga por USB). El nuevo sistema tecnológico contempla la planificación y reasignación automática de dársenas, visualización en tiempo real a través de las pantallas de información del estado de las rutas, gestión de entradas de autobuses, acceso remoto para compañías y operadores, conteo de pasajeros en puerta, control automático apertura y cierre de puertas en dársenas, control iluminación, energía, clima e incendios, gestión de usuarios (altas y bajas) y sistemas de detección automática de incidentes.

La rehabilitación y modernización de la estación de Soria se enmarca en un proyecto global de intervención en las estaciones de autobuses de capitales de provincia de titularidad autonómica, habiéndose actuado ya en las estaciones de Salamanca y León (en ejecución en la actualidad) y estando previstas próximas intervenciones en Ávila, Palencia y Valladolid (dentro del marco de la Sociedad Alta Velocidad).