Abucheos al grito de “dimisión” contra la ministra Raquel Sánchez en Valladolid

Los transportistas concentrados acusan al Gobierno de manipular. “Simplemente somos trabajadores”, aseguran

Decenas de transportistas han protestado este viernes en Valladolid en un acto organizado en Valladolid donde ha estado presente la ministra de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno, Raquel Sánchez, a la que han pedido su dimisión por no atender a los problemas del sector. A gritos de “ministra dimisión, cómprate un camión”, los concentrados han subrayado que “son transportistas y no terroristas”, y han exclamado que ellos no pertenecen a ninguna organización de la extrema derecha.

Uno de los concentrados, Óscar Infante, ha pedido al Ejecutivo nacional que “no manipule” y le acuse de ser de extrema derecha, por que “simplemente somos trabajadores. Nada más”.

En una pancarta desplegada donde se podía leer “SOS transporte, por un transporte digno”, los concentrados han recordado que en España 57.000 transportistas solamente tienen un camión y deben “plegarse a los intereses” de las grandes compañías.

“Hemos venido para que el Gobierno se sienta a negociar porque no nos hace caso y asuma la verdad”, dijo el manifestante que añadió que entre sus reivindicaciones está la situación generada por la existencia de muchas agencias de transporte, que no tienen vehículos y que subcontratan las cargas y su fuerza de trabajo.

Finalmente, precisó que casi ninguno de los manifestantes son miembros de las plataformas que están detrás de las movilizaciones en todo el país y rechazó que sean personas violentas, ya que remarcó que sus acciones son “pacíficas”.

La protesta se celebró en las inmediaciones de la avenida de Santander, donde el presidente de Switch Mobility, Dheeraj Hinduja; el de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; la ministra de Transportes, y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, colocaron la primera piedra de esta nueva fábrica.