La Plaza Mayor de Salamanca acogerá el 1 de octubre una actividad de observación lunar adaptada a personas con discapacidad

La cita anual, convocado por la NASA, fomenta la observación, apreciación y conocimiento del satélite, así como su conexión con la ciencia y la exploración planetaria

La concejala de Familia e Igualdad de oportunidades, Ana Suárez, presenta una nueva iniciativa de observación astronómica
La concejala de Familia e Igualdad de oportunidades, Ana Suárez, presenta una nueva iniciativa de observación astronómica FOTO: Jesús Fórmigo Agencia ICAL

La Plaza Mayor de Salamanca volverá a ser el próximo 1 de octubre a partir de las 20.00 horas el escenario de la observación lunar convocada con carácter anual por la NASA, pero en esta ocasión, estará además adaptada a las necesidades y demandas de las personas con discapacidad. Así lo anunció la concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento de Salamanca, Ana Suárez, durante un acto de presentación celebrado en la propia ágora charra en el que destacó el potencial del turismo astronómico en la capital del Tormes.

De esta manera, según avanzó Suárez, en el evento astronómico participará un intérprete de lengua de signos para que las explicaciones “puedan ser seguidas con personas con discapacidad auditiva”. Por otro lado, los telescopios se dispondrán a una “altura adecuada” para que “puedan ser utilizados por personas en sillas de ruedas” y se pondrá a disposición de las asociaciones de personas con discapacidad intelectual la información para que sea “adaptada a lectura fácil”.

De esta forma, el Ayuntamiento de Salamanca, a través de la concejalías de Salud Pública y Familia e Igualdad de Oportunidades, cumple uno de los objetivos marcados en el Plan Municipal de Accesibilidad para facilitar la participación de las personas con discapacidad en diferentes actividades organizadas en la ciudad, según destacó la teniente de alcalde.

A continuación tomó la palabra el profesor de la Universidad de Salamanca Carlos Tejero, artífice de los estudios que concluyeron con la celebración del Año del Cielo de Salamanca con por la conjunción planetaria de la obra de Fernando Gallego en este agosto de 2022. Tejero recordó que casi 2.300 personas participaron en las actividades astronómicas celebradas con este motivo, de las que 1.150 lo hicieron en el Cerro de San Vicente y otras 400 se acercaron al “colofón” celebrado este pasado fin de semana en la localidad de Sequeros.

Sobre el acto que tendrá lugar el próximo 1 de octubre, cuando se conmemora la Noche Internacional de Observación de la Luna, Tejero explicó que se trata de una actividad anual organizada para el público a nivel mundial que fomenta la observación, apreciación y conocimiento de nuestra Luna, así como su conexión con la ciencia y exploración planetaria de la NASA, y que en otras ocasiones ha concitado hasta 4.000 personas en al Plaza Mayor de Salamanca.

Por su parte, el presidente de la Asociación OSAE, Óscar Martín, también presente en al acto, explicó que este evento ocurre anualmente en septiembre u octubre, cuando la luna está en cuarto creciente, “una gran fase para la observación nocturna”, pues ofrece “excelentes oportunidades” de visualización de distinto accidentes geográficos de la luna, “como los mares o las sombras que realzan su paisaje de cráteres”.

Cualquier persona puede unirse al ‘International Observe the Moon Night’ desde el lugar donde esté para conmemorar esta fecha. Ademá, es posible conectar con otros “entusiastas lunares” de todo el mundo a través de la página de Facebook, ‘#ObserveTheMoon’, y el grupo ‘International Observe the Moon Night Flickr’.

En Salamanca, la Noche Internacional de Observación de la Luna se celebrará mediante diversas actividades. En primer lugar, la agrupación astronómica OSAE instalará diversos telescopios en la Plaza Mayor con los que el público en general podrá disfrutar de la contemplación de “magníficos detalles” de la luna. Por otra parte, la asociación astronómica de la Universidad de Salamanca, Supernova, realizará actividades similares distribuidas en distintos puntos de la ciudad, como la Cuesta de Tentenecio, informa Ical.