El TSJC da por liquidadas las condenas de Mas, Ortega y Rigau por el 9-N

También se dan por abonadas y satisfechas las penas económicas impuestas. Se pueden presentar a las elecciones y ocupar cargos públicos tras haber cumplido la inhabilitación

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha archivado de forma definitiva la causa de la consulta del 9N de 2014 al expresidente de la Generalitat Artur Mas y a las exconselleres Joana Ortega e Irene Rigau tras aprobar el licenciamiento definitivo de las penas de inhabilitación de cargos público y dar por satisfechas las penas económicas.

En un auto del 9 de julio, la Sala Civil y Penal da por liquidada la responsabilidad penal de los tres condenados por el 9N a inhabilitación especial para el ejercicio de cargos públicos y de funciones de gobierno en el ámbito autonómico y estatal, ha informado este viernes el TSJC.

En el auto también se dan por abonadas y satisfechas las penas económicas impuestas a Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau, en los importes respectivos de 36.000 euros, 30.000 euros y 24.000 euros.

“Declaramos extinguidas las responsabilidades penales declaradas respecto de los penados Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau, por cumplimiento de las penas respectivamente impuestas a cada uno de ellos”, ha declarado el alto tribunal catalán, que juzgó a los tres políticos.

Antes de este archivo definitivo, el TSJC pidió a la Fiscalía que se posicionara sobre si el sueldo percibido por Mas como expresidente de la Generalitat podía afectar al cumplimiento de la pena de inhabilitación, tras recibir una comunicación de la Conselleria de Presidencia de la Generalitat al respecto. El Ministerio Público respondió el 5 de junio desvinculando este sueldo de la pena de inhabilitación especial ya iniciada.

Artur Mas fue condenado por desobediencia a una inhabilitación de un año y un mes para ejercer cargos públicos en el ámbito local, autonómico estatal y a ejercer funciones de gobierno en el ámbito autonómico o estatal, y estuvo inhabilitado hasta finales de febrero de este año.

El TSJC ya llevó a los juzgados a la exconsellera Joana Ortega al considerar que había incumplido su pena de nueve meses de inhabilitación por impulsar el 9N al fichar como asesora de la Conselleria de Empresa y Conocimiento de la Generalitat el 17 de mayo de 2019.

Plazos cumplidos

En su auto de este jueves, el TSJC constata ahora que tanto Mas como Ortega ha cumplido los plazos de su condena -21 de febrero y 12 de marzo de 2020, respectivamente- y que han transcurrido tales plazos “sin que conste que durante su vigencia se hubieren contravenido ninguno de los efectos de las penas impuestas”. En el caso de la exconsellera Irene Rigau, condenada a seis meses de inhabilitación por su papel en el 9N, el tribunal ya dio por cumplida la pena en diciembre de 2019.