Correos cede su histórica sede en Barcelona a la ciudad

El edificio se convertirá en un centro de innovación digital de la mano del Consorcio de la Zona Franca

La histórica sede central de Correos en Barcelona, en la plaza de Antonio López, se convertirá en un centro de innovación digital para empresas tecnológicas. El Ayuntamiento, Correos y el Consorcio de la Zona Franca han firmado un protocolo de intenciones para transformar un inmueble catalogado y ahora infrautilizado, que acogerá también un equipamiento vecinal para el distrito de Ciutat Vella.

La alcaldesa, Ada Colau, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, y el presidente del Consorcio de la Zona Franca, Pere Navarro, han solemnizado el acuerdo a tres bandas en un acto en el mismo edificio. Con el protocolo firmado, Correos se compromete a ceder el edificio a la ciudad, el Consorcio aportará la inversión para su rehabilitación y el Ayuntamiento se encargará de la explotación del equipamiento.

En su intervención, la alcaldesa ha señalado que este “es un proyecto estratégico para un sector estratégico -el digital y tecnológico- para la recuperación económica y en una ubicación estratégica”, el centro de Barcelona, excesivamente dependiente del turismo y con una necesidad “urgente” de diversificación de la actividad económica.

Por su parte, el ministro Ábalos ha destacado que este proyecto supondrá “la mayor movilización de espacio para la actividad económica vinculada a los sectores tecnológicos y digitales en el distrito de Ciutat Vella”, “consolidará el posicionamiento de Barcelona como capital digital” y “permitirá generar cerca de 1.500 puestos de trabajo”, y albergar “hasta 150 compañías y start-ups”.

La previsión es que Correos ceda el edificio en un plazo máximo de dos años para que, mientras tanto, el Consorcio elabore el proyecto de rehabilitación y el Ayuntamiento tramite el planeamiento urbanístico. El edificio principal de Correos y el edificio anexo, en la calle de Àngel Baixeras, suman 30.000 metros cuadrados disponibles.

El CAP Gótico quería el edificio anexo

El protocolo que se ha firmado trunca las esperanzas del CAP Gótico de trasladarse al edificio anexo de Correos. Después de años esperando un cambio de ubicación, el Ayuntamiento asegura que está trabajando con el Departamento de Salud en varias alternativas para ubicar el centro de atención primaria y que hay diferentes espacios viables en el barrio que están en estudio. De hecho, en el acto de este miércoles un grupo de vecinos se han manifestado a las puertas del edificio de Correos. La alcaldesa, Ada Colau, se ha acercado para hablar con ellos.