Piden 3 años de cárcel por coacciones a un hotel de Pineda de Mar por alojar a la Policía Nacional el 1-O

Están acusados dos ex tenientes de alcalde de la población y el jefe de la Policía Local

Agentes de la Policía Nacional, delante del hotel de Pineda de Mar
Agentes de la Policía Nacional, delante del hotel de Pineda de MarReuters

La Fiscalía de Delitos de Odio pide una pena de 3 años de cárcel e inhabilitación durante el mismo periodo para el teniente de alcalde de Pineda de Mar Jordi Masnou, la entonces teniente de alcalde Carmen Aragonés y el jefe de la Policía Local, Carles Santacreu, por un presunto delito de coacciones contra un establecimiento hotelero en el que se alojaron agentes de la Policía Nacional desplazados a Cataluña para actuar bajo órdenes judiciales durante la jornada del 1 de octubre de 2017.

Según el relato que presenta el escrito de acusación de la Fiscalía de Barcelona, en la noche del 2 de octubre los tres acusados habrían acudido al establecimiento hotelero de la localidad, reclamaron reunirse con el director y le exigieron que expulsara a los policías del hotel. Según recoge la acusación, hicieron esta exigencia tanto al director del establecimiento como al gerente de la cadena hotelera, Check-in, con quien habrían hablado por teléfono. Fue entonces cuando, según el relato del Ministerio Fiscal, Masnou habría proferido la amenaza de “cerrar el hotel al día siguiente durante cinco años” si no “echaba a los policías”.

El Ayuntamiento y los acusados siempre han negado estos hechos, aludiendo a que se produjeron unas negociaciones para la salida de los policías un día después de su actuación en los colegios electorales del día 1-O y ante la avalancha de protestas que se produjeron en varios municipios como Calella, Figueres, el Bruc.

El fiscal en cambio defiende que no se trató de un acuerdo sino de una coacción, y argumenta que el comunicado conjunto emitido por el Ayuntamiento y la cadena hotelera, hecho público por el consistorio el 3 de octubre para negar las acusaciones de presiones, no obtuvo en realidad el visto bueno de la empresa. “Los dos representantes de la cadena al ver el texto se negaron rotundamente a firmarlo por no ser ciertas las manifestaciones contenidas en el mismo”, detalla el fiscal.

En abril de 2019, el Juzgado de Instrucción 2 de Arenys de Mar admitió a trámite una querella del fiscal contra tres tenientes de alcalde, aunque ahora el escrito de acusación solo incluye a dos, además del jefe de la Policía Local de Pineda de Mar.