La defensa de los presos independentistas Sànchez, Rull y Turull exige al Supremo pronunciarse sobre su tercer grado

Su régimen de semilibertad está suspendido desde hace tres meses

Josep Rull, Jordi Sànchez (d) y Jordi Turull (2d) en el Congreso de los Diputados

En el mismo día que la Fiscalía ha comunicado que recurre la condición penitenciaria tercer grado de la ex presidenta del Parlament catalán Carme Forcadell, y de la ex consellera Dolors Bassa, se han presentado más recursos, pero más a la inversa.

Los ex consellers Josep Rull y Jordi Turull, y el ex presidente de la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) Jordi Sànchez han reclamado al Tribunal Supremo (TS) que resuelva pronto el recurso de la Fiscalía contra su progresión a tercer grado, que está suspendida cautelarmente desde verano a raíz de la presentación de este mismo recurso. El mismo alto tribunal es el que tiene que decidir, con toda seguridad en los próximos días, si se suprime el tercer grado de Forcadell y Bassa.

Volviendo a los tres presos independentistas, el abogado Jordi Pina pide a la Sala que resuelva el recurso “a la mayor brevedad”, y remarca que sus tres defendidos tienen suspendido el tercer grado desde el 28 de julio a la espera de que el tribunal se pronuncie sobre el recurso del fiscal.

Pina critica que Rull, Turull y Sànchez están “en una suerte de limbo penitenciario que condiciona gravemente la próxima revisión de grado” que deberán hacer en prisión, ya que están clasificados en tercer grado --aprobado por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria-- pero la medida está suspendida cautelarmente desde hace unos tres meses.

“No deja de resultar paradójico teniendo en cuenta la exquisita rapidez con la que resuelve esta excelentísima Sala, salvo --claro está-- la resolución sobre la progresión del penado a tercer grado, que parece encontrarse sumida en una suerte de permanente letargo procesal”, reprocha Pina a los magistrados.

El letrado critica que ley estipula que “los recursos de apelación relativos a la clasificación de los penados se tramitarán con carácter preferente y urgente”, y que en este caso se está atrasando a pesar de que ya presentó una petición similar hace dos semanas.

Los presos independentistas iniciaron el 17 de julio su régimen de tercer grado, por lo pasaron todo el fin de semana en casa. La Generalitat lo aprobó la semana anterior, tras la propuesta hecha por las juntas de tratamiento.

De esta manera, los presos independentistas progresaron al tercer grado nueve meses después de ser condenados, algo que levantó mucha polémica. Salvo Cuixart, Jordi Sánchez, y Joaquim Forn, ninguno había cumplido aún la cuarta parte de la condena, hecho que será a lo largo de este año y principios de 2021.