Los Mossos, en el ojo del huracán tras el tenso desahucio de Barcelona

Diputados de la CUP se han plantado ante la policía en un desalojo que puede poner en peligro la estabilidad del nuevo gobierno catalán

Thumbnail

Aterrizaje sinuoso de Pere Aragonès en la Generalitat. En su primera mañana como president tras tomar posesión del cargo anoche, ha visto cómo un grupo de activistas han asaltado la sede de Esquerra para protestar contra el desahucio de unas viviendas en el barrio de Poble Sec -cerca de la propia sede-. En un desalojo planificado semanas atrás, en el que los Mossos desaconsejaron su ejecución por falta de efectivos, a primera hora de esta mañana se ha llevado a cabo el desahucio con graves incidentes entre policía y manifestantes entre los que se encontraban cuatro diputados de la CUP.

Con apenas 12 horas en el cargo, Aragonès ya conoce en sus propias carnes lo que significa llegar a acuerdos con los anticapitalistas y asumir la conselleria de Interior. Dirigentes del partido anticapitalista, entre los que se encontraba la candidata a la Generalitat, Dolors Sabater, se han plantado delante de los agentes antidisturbios para evitar el desahucio. Este acto por parte de los dirigentes del partido antisistema supone una muestra de desconformidad evidente con el actual gobierno.

Semanas atrás, ERC y la CUP firmaron un pacto para garantizar el apoyo del gobierno en el que Esquerra se comprometía a revisar el modelo policial, un objetivo de los anticapitalistas desde hace años. Con el gesto de de hoy, uno de los principales puntos del modelo en el que los de Aragonès aceptaban no utilizar a los antidisturbios en desahucios, la CUP podría empezar a comprometer la estabilidad del nuevo gobierno que apenas lleva unas horas siendo efectivo.

En un dispositivo que ha empezado a las 5 de la madrugada, los agentes ya se han encontrado oposición por parte de un grupo de manifestantes que los esperaban. Aunque la policía ha intentado mediar, como es habitual en estos casos, los manifestantes han hecho caso omiso a las instrucciones de la policía y han rodeado a los agentes sin retroceder. Con un amplio dispositivo que controlaba los accesos del edificio, los agentes han ido sufriendo distintos lanzamientos de objetos como pintura y ante las reiteradas advertencias se han visto obligados a cargar.

Tras la ejecución del desahucio los manifestantes han decidido acercarse a la sede de ERC para protestar ya que Pere Aragonès ostenta desde ayer el cargo de president y su partido tendrá la conselleria de interior. Una vez la manifestación ha llegado a la sede, la comitiva ha decidido dar un paso más y tomar el local como forma de protesta contra el actual president y su nuevo gobierno. Tras un par de horas de “okupación” de la sede, los manifestantes han salido por su propia cuenta para evitar ser identificados por la policía que si se ha visto obligada a cortar gran cantidad de calles, hecho que ha provocado un gran caos vial en la capital catalana.

Los anticapitalistas, que firmaron el acuerdo para que pudiera existir un nuevo gobierno secesionista ya habían avisado que el incumplimiento de los puntos del pacto podría tener consecuencias para la estabilidad de este. Con el nuevo gobierno de coalición, ERC ha obtenido por primera vez esta conselleria en un claro gesto hacia la CUP y poder cumplir aunque ni un día ha durado la tranquilidad en el gobierno de Aragonès.

En un comunicado, el Sindicat de Barri de Poble Sec ha lamentado que la intervención de los antidisturbios supone “un incumplimiento del acuerdo con la CUP” del nuevo presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, para retirar a los antidisturbios de los desahucios.

Los activistas en la sede aseguran que “no se marcharán” hasta que no cese la intervención policial en el bloque Llavors, donde se ha producido una concentración para impedir el paso de la comitiva judicial que debe llevar a cabo el desahucio, según han informado fuentes de los Mossos d’Esquadra.

En un tuit, Arran se ha sumado a la acción de protesta: “Seguimos en la sede. No nos moveremos hasta que paren el desahucio del bloque Llavors. #BienvenidoAragonès”.