¿Cuántos años tiene el Sol y cuánto tiempo de vida le queda?

El Sol es extremadamente importante para nuestra existencia, por lo que la idea de que desaparezca puede sonar aterradora. Sin embargo, el Sol es una estrella como cualquier otra y algún día, morirá

Tormentas solares
Tormentas solares FOTO: La Razón La Razón

Para cualquiera que pudiera observarnos desde otro planeta fuera del sistema solar, nuestro sol podría verse como cualquier otra estrella. Pero para aquellos de nosotros que vivimos en la Tierra, es la fuente de la que emana toda vida conocida. Nuestro astro calienta el planeta a una temperatura razonable, en la mayoría de los lugares, para que pueda existir la vida tal y como la conocemos, además de ser una fuente de energía renovable. Asimismo, sin el Sol no tendríamos plantas para alimentarnos o para hacer que la atmósfera fuera respirable.

Debido a su relevancia en el día a día, el Sol también es una figura importante en muchas religiones, tanto antiguas como actuales. Por ejemplo, en el hinduismo, el Sol es un dios llamado Surya Dev. Por otro lado, otras religiones colocaron monumentos al Sol que todavía podemos visitar, como Stonehenge, en Reino Unido.

En muchas religiones, la luz se asocia con la pureza o la piedad y la oscuridad se asocia con el mal, debido probablemente a las cualidades vivificantes de la luz solar. El Sol es extremadamente importante para nuestra existencia, por lo que la idea de que desaparezca puede sonar aterradora. Sin embargo, el Sol es una estrella como cualquier otra y algún día, morirá. Pero, ¿cuándo sucederá?

Nuestro sol es “en términos astronómicos, una estrella de tipo espectral G2 y clase de luminosidad V: una estrella “G2V”. Esto es una manera rápida de decir que es una estrella enana y amarilla, con temperatura superficial de 5780 K (5506,85 ºC), compuesta esencialmente por Hidrógeno (74 % en masa y 92 % del volumen) y Helio (24,5 % en masa y 7 % del volumen), a lo que se añaden pequeñas trazas de elementos pesados como Hierro, Níquel, Oxígeno, Silicio, Azufre, Magnesio, Carbono, Neón, Calcio y Cromo”, explicó el astrónomo Rafael Bachiller, en un estudio del Observatorio Astronómico Nacional. Este tipo de estrella se alimenta de hidrógeno, su núcleo funciona convirtiendo el hidrógeno en helio mediante la fusión nuclear, un proceso de combinación de dos o más núcleos atómicos o partículas subatómicas. La masa diferente entre las partículas que se combinan da como resultado la liberación de algo de energía o la absorción de algo de energía. En una estrella enana y amarilla como el Sol, la energía se libera en forma de helio, pero solo mientras la estrella tenga suficiente hidrógeno para alimentarla.

¿Qué sucederá cuando se acabe el hidrógeno del Sol?

ZARAGOZA, 11/07/2022.- El sol ocultándose en Zaragoza. EFE/ Javier Belver
ZARAGOZA, 11/07/2022.- El sol ocultándose en Zaragoza. EFE/ Javier Belver FOTO: JAVIER BELVER EFE

Cuando una estrella enana amarilla se queda sin hidrógeno, lo que lleva unos 10 mil millones de años, primero se expandirá, se oscurecerá y, tras ello, se enfriará. Cuando esto suceda, la Tierra se calentará tanto como para eliminar la atmósfera del planeta y evaporar todo el agua de los océanos. La atmósfera se cargará de dióxido de carbono y tras unos mil millones de años de expansión, oscurecimiento y enfriamiento, nuestro sol se convertirá en un gigante rojo. Cuando esté en esta fase, probablemente será lo suficientemente grande como para envolver tanto a Mercurio como a Venus y puede también a la Tierra, dependiendo de qué tan grande sea. Cualquier planeta que envuelva probablemente se desintegrará y la radiación adicional del Sol también afectará a los otros planetas, que se han desarrollado y adaptado a sus distancias relativamente estáticas.

En los primeros millones de años como gigante rojo, el Sol se expandirá y contraerá, lo que puede afectar a su atracción gravitatoria. Lo que podría afectar a la órbita de los planetas restantes en nuestro sistema solar, ya sea atrayéndolos hacia él o arrojándolos a viajar por el espacio.

En los próximos cientos de millones de años, algunos de los “planetas” exteriores, como Plutón, se convertirán en áreas potencialmente habitables para los humanos. El alcance adicional del Sol derretirá el agua en sus superficies heladas. Sin embargo, al final de la fase de enana roja, el Sol se convertirá en una enana blanca, una estrella pequeña, caliente y densa que emite niveles inimaginables de calor y radiación. Después de otros mil millones de años, la estrella se habrá enfriado a temperaturas más razonables y podría albergar vida muy cerca, incluso más cerca de lo que Mercurio está hoy en día. Sin embargo, es posible que, al estar tan cerca, la atracción gravitacional de la enana blanca haga que la vida sea un desafío, aunque alguna vez se ha descubierto un planeta orbitando una estrella enana blanca, por lo que es posible. Afortunadamente, esto ocurrirá dentro de miles de millones de años en el futuro y para cuando nuestra querida estrella se quede sin hidrógeno, muchos expertos creen que llevaremos mucho tiempo extinguidos. En otras palabras, que tenemos problemas más urgentes de los que preocuparnos.

¿Qué edad tiene el Sol y cómo lo sabemos?

ZARAGOZA, 04/08/2022.- Vista de una puesta de sol, este jueves en Zaragoza. EFE/ Javier Belver
ZARAGOZA, 04/08/2022.- Vista de una puesta de sol, este jueves en Zaragoza. EFE/ Javier Belver FOTO: JAVIER BELVER EFE

Nuestro Sol tiene alrededor de 4.500.000.000 años, la misma edad que el sistema solar, ya que todo se originó durante la misma época. Aunque para obtener este número, tuvimos que esperar a la llegada del hombre a la Luna. Gracias a las rocas que trajeron los astronautas, los científicos pudieron averiguar la antigüedad de nuestro sistema planetario.