¿Por qué la Luna se está alejando de la Tierra?

El satélite no se encuentra en el mismo lugar desde su formación y cada año se distancia

La primera luna llena del 2022 es vista desde la playa de San Juan a su salida por Benidorm.
La primera luna llena del 2022 es vista desde la playa de San Juan a su salida por Benidorm. FOTO: Manuel Lorenzo EFE

Protagonista de muchas canciones de amor y promesas existe una figura que casi cada noche se muestra en el cielo la Luna forma parte de la vida de todos los seres vivos. El satélite resulta fundamental en el día a día de la Tierra desde hace millones de años cuando tras una fuerte colisión este trozo de roca decidió empezar a órbita alrededor de nuestro planeta.

Como reza el dicho popular el satélite cuenta una gran mentira mientras cumple su ciclo: “Cuando crece dibuja una “d” y cuando decrece dibuja una “c”. Este es solamente uno de los muchos ejemplos en los que el satélite aparece como parte de los humanos donde la Luna ha jugado un papel, incluso, en la Guerra fría y la dura competición por la carrera espacial.

En la actualidad la admiracion por este satélite sigue estando a la orden del día. Conocido por suponer alteraciones en la Tierra como las mareas, el satélite ha seguido cosechando un buen número de admiradores entre los que destacan China con su Luna artificial o Elon Musk y sus viajes por el espacio.

Así las cosas, este elemento tan característico del cielo nocturno quiere abandonarnos poco a poco y se está alejando progresivamente. La Luna que observamos hoy no se encuentra a la misma distancia que cuando los americanos consiguieron poner el primer pie sobre ella, algo que se produce poco a poco y que terminará alejando el satélite de la Tierra para siempre.

La Luna se aleja

Aunque pueda parecer el inicio de una película de ciencia ficción la Luna se está alejáando progresivamente de la Tierra. Tras la colisión producida hace millones de años entre nuestro planeta y “Tea”, esta es la hipótesis más respaldada por los científicos, la unión que ha perdurado durante siglos parece ir alejando sus caminos de forma progresiva.

Esta separación ha provocado ya que los días sean cada vez mayores y los años cuenten con algo menos de tiempo por culpa de la lenta pero constante separación entre los astros. Así, según los expertos, no existe vuelta atrás y la Luna ha decidido ir abandonado poco a poco la relación hasta que los caminos se separen.

Aunque la Luna tenga un tamaño cuatro veces menor que el de la Tierra su importancia resulta vital y es estudiada desde hace siglos por los humanos. Los antiguos griegos ya intentaron descifrar miles de enigmas que el satélite escondía y algunas de las sociedades primitivas ya basaban sus cosechas en la posición del satélite.

Cuando se produjo la colision que originó el satélite y la forma actual de nuestro planeta la Luna se encontraba alrededor de 16 veces más cerca de la Tierra que hoy en día. Una vez enfriada por el espacio exterior la distancia fue aumentando miles de kilómetros cosa que, en menor medida, continúa haciendo en la actualidad.

Esta distancia no ha sido pasada por alto por la comunidad científica y desde hace más de 50 años se investiga acerca de por qué la Luna se aleja y cuánto cada año. Así, los expertos han podido determinar que cada 365 días, un año en la Tierra, el satélite se aleja 3,78 centímetros del planeta, un dato que puede parecer pequeño pero que supondrá con el paso de los siglos el fin de la relación de forma cercana.

Llegados a este punto, cabe destacar que este distanciamiento se debe a que la Luna se esta viendo desplazada de nuestro planeta debido al arrastre que supone la fuerza gravitatoria de ambos cuerpos. Las mareas generadas por el satélite consumen una cantidad muy grande de energía de rozamiento que provoca la disminución en la rotación de la Tierra, pero que a la vez empuja a la Luna hacia el lado contrario haciéndola retroceder.

Así, este arrastre conlleva que la Luna se vaya alejando de la Tierra y su órbita se haga más grande, hecho que provoca la separación de esos casi 4 centímetros al año. Aunque esta no sea redonda por completo si no más bien elíptica la Luna de promedio se encuentra a unos 385.000 km de nosotros, una distancia considerable.

¿Qué ocurrirá cuando se separe?

Como la mayoría de conceptos en la ciencia de este tamaño la fecha resulta toda una incógnita aunque lo más probable según los cálculos de los expertos es que la Luna deje de separarse en unos 50.000 años. Esto provocará grandes cambios en la Tierra debido al poder que la luna ejerce y alterará los años.

Así, la Luna a partir de ese momento tardará unos 47 días en dar una vuelta a nuestro planeta, 20 más que ahora, hecho que hará que el satélite se encuentre siempre en el mismo lugar en el cielo debido al bloqueo de mareas entre sí.