El confinamiento reduce los delitos salvo los de violencia de género

Tampoco en internet se ha detectado un aumento delincuencial

El periodo de confinamiento decretado desde el pasado domingo a causa de la pandemia de coronavirus ha provocado una caída de los hechos delictivos y las denuncias en la provincia de Alicante, a excepción de los relacionados con la violencia machista.

Según han informado fuentes policiales, el de la violencia de género es el único delito que mantiene la intensidad de antes del aislamiento social.

La obligatoriedad de permanecer encerrados en las viviendas ha incrementado los periodos que las parejas pasan juntas, con lo que los casos de violencia de género corren el peligro de aflorar con mayor facilidad.

Las fuentes consultadas han asegurado que no se ha detectado ningún aumento de delitos comunes, ni siquiera en el ámbito de internet, como parecería factible que hubiera podido suceder tras el estado de alarma instaurado por el Gobierno.

"El grueso de las directrices estratégicas" señaladas en el ámbito policial "están dedicadas a la observancia del estado de alarma", han indicado.

El drástico confinamiento de la población y la mayor presencia de agentes en las calles han contribuido al "descenso de los delitos comunes".

La mayor actividad en internet en general no ha hecho necesario hasta ahora reforzar los servicios de "ciberpatrullaje", es decir, de los departamentos policiales "cuyo campo de acción son los ordenadores", desde donde se rastrean foros y páginas web en búsqueda de la posible comisión de delitos.

“Tampoco en internet se ha detectado un aumento delincuencial”, han manifestado las mismas fuentes, “ni de estafas ni de alertas de distribución o descarga de material pedófilo” procedentes de dispositivos ubicados en la provincia de Alicante.