“Nos han impedido el teletrabajo, no tenemos geles desinfectantes y ha habido positivos de coronavirus”

Los funcionarios de la Conselleria de Sanidad acuden diariamente a los servicios centrales sin medidas de prevención

Sin medidas de protección y con, al menos, un caso confirmado de coronavirus en la plantilla. Los funcionarios de los servicios centrales de la Conselleria de Sanidad siguen yendo a trabajar. Unas 400 personas, excepto embarazadas y los que pertenecen a grupos de riesgo, acuden diariamente a su puesto de trabajo a pesar de que muchos de ellos tienen los medios disponibles para hacerlo desde sus casas.

El sindicato CSIF hacía ayer pública esta denuncia. LA RAZÓN ha hablado con uno de los afectados. “Ni siquiera tenemos geles desinfectantes. Es más, las botellas que hay en la Conselleria no se pueden usar. Han puesto un cartel que dice que son de uso exclusivo para las visitas”. Asegura que hay una parte importante de la plantilla que tiene medios para realizar el trabajo desde su casa, pero se les ha prohibido expresamente".

Afirma que la dirección argumenta que deben dar ejemplo, que sean solidarios e insisten en que el personal de los centros sanitarios acude a su puesto de trabajo de manera presencial. “Queremos trabajar, pero no entendemos por qué debemos exponernos a contraer el coronavirus. Yo tengo constancia de un caso y me aseguran que no es el único. Sin embargo no hay ningún protocolo de limpieza”. “Estamos todos muy nerviosos y además, hay mucha gente que no tiene nada que hacer porque hay áreas que con esta situación han quedado paralizadas".

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, se ha referido esta mañana a este asunto durante la rueda de prensa que da diariamente para hacer balance de los datos de afectados por coronavirus y ha asegurado que todos prestan un “servicio esencial”. Ha defendido que se ha optado por hacer dos turnos, reduciendo así el número de personal que acude a la vez al centro. “En la práctica no es así, porque cada uno nos organizamos como podemos”, explica el afectado.

“Dan flexibilidad a los que tienen hijos menores de doce años”. Sin embargo, al resto de funcionarios de la Generalitat se les permite el teletrabajo, puesto que se reconoce esta circunstancia como “deber inexcusable”.

Apunta además que no se ha establecido un protocolo de limpieza especial entre ambos turnos y que no se les informó cuando se registró un caso de coronavirus. “Nos han dicho que han limpiado con lejía y que estemos tranquilos”.