Piden tres años de cárcel por romperle un diente a un vecino en una disputa

El agresor aparcó su coche frente al vado del agredido y éste llamó a la Policía

La Fiscalía solicita tres años y medio de prisión para un residente en El Campello acusado de un delito de lesiones por presuntamente haber golpeado con un objeto metálico a un vecino, que sufrió la pérdida de un diente, durante una disputa originada porque el primero había aparcado su vehículo ante la plaza de garaje del agredido.

Los hechos, que serán juzgados mañana, martes, en la Audiencia de Alicante, ocurrieron en septiembre de 2017, después de que la víctima de la agresión alertase a la Policía Local sobre la presencia de un vehículo en la puerta de su vado.

Ante la demora de su llegada, este vecino comenzó a realizar fotografías del coche estacionado de manera incorrecta.

En ese momento, el acusado y propietario del vehículo acudió hasta la puerta del garaje para recriminarle “de manera agresiva” al denunciante que hubiese llamado a los agentes, sostiene el fiscal.

Después, según el escrito de acusación inicial, el acusado siguió al denunciante hasta la puerta metálica de su parcela y cuando éste la había atravesado y se encontraba tras ella introdujo un objeto metálico punzante con el que presuntamente le golpeó en la boca.

Antes de abandonar la puerta de su vecino, le advirtió de que “por avisos a la policía, aparece gente en la cuneta”, siempre según la fiscalía.

Como consecuencia del golpe recibido, el vecino que alertó a la Policía sufrió una contusión en la boca y la fractura de un diente, que le tuvo que ser extraído y sustituido por un implante.

La Fiscalía considera al acusado responsable de un delito de lesiones y otro delito leve de amenazas.