Ribó se “autoenmienda” y vota en contra del acuerdo firmado con 28 alcaldes para el uso de los remanentes

El alcalde ha tenido que “rebajar" el tono del documento acordado ayer para que Sandra Gómez (PSPV) lo firmara

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, se ha negado hoy a votar a favor de la proposición planteada por el PP en el Consistorio, en la que se pedía que la Corporación municipal, de manera conjunta, votara a favor de lo acordado ayer entre Ribó y otros 28 alcaldes de toda España sobre el uso de los remanentes.

En concreto, el documento firmado ayer por el alcalde de Valencia junto los de otras ciudades, como Madrid o Barcelona, pedía la llegada de 5.000 millones de euros por parte del Gobierno no condicionados a la entrega de los remanentes municipales, que los ayuntamientos tengan libertad para usar dichos remanentes y que puedan disponer de los fondos europeos que llegarán como ayuda por la pandemia.

Sin embargo, cuando el PP ha pedido hoy que toda la Corporación (incluyendo al PSPV) firmara a favor de dicho manifiesto, el alcalde se ha negado y ha planteado una nueva proposición en la que se rebajan las exigencias al Gobierno socialista, con el fin de que la vicealcaldesa Sandra Gómez (PSPV), pudiera firmar también dicho documento.

Tal y como ha denunciado hoy en el pleno la portavoz popular, María José Català, la proposición firmada hoy por Compromís y PSPV no tiene nada que ver con la que acordó ayer Ribó. “No se incluye la recepción de fondos europeos, ni que el uso de los remanentes sea libre, ni que la llegada de los 5.000 millones sea incondicionada”.

De esta manera, Ribó intentaría suavizar la relación con Gómez, con quien mantuvo un duro enfrentamiento la semana pasada después de que Compromís votara en el Congreso de los Diputados en contra del decreto del Gobierno sobre el uso de los remanentes.