Una jornada sin procesión cívica pero con manifestaciones

ACPV reivindica en la puerta de Les Corts “la igualdad lingüística” y un “País Valenciano”

La Real Senyera no salió ayer del Ayuntamiento de Valencia. Ni siquiera se asomó al balcón y eso, que numerosos valencianos se acercaron a la plaza a pasear y a escuchar la mascletá que el Consistorio disparó, casi una hora antes de lo anunciado, desde la azotea del edificio.

No obstante, se mantuvo la tradición y el 9 d' Octubre fue un día lleno de manifestaciones y concentraciones. Todas se desarrollaron sin incidentes.

En algunos casos, sirvieron para lanzar mensajes soberanistas, como el defendido por Acció Cultural del País Valencià en un acto frente a Les Corts.

Este colectivo sustituyó su tradicional manifestación por una concentración e hizo público un comunicado que defendió la «construcción de un País Valenciano como sujeto de soberanía»

Su lectura fue apoyada por distintas asociaciones, además de por los partidos Compromís, ERPV, EUPV y Podem, junto al sindicato CCOO.

El secretario de la Junta Directiva de Acciò Cultural, Toni Gisbert, explicó que los manifestantes querían defender, por un lado, «el autogobierno frente a las iniciativas de erosión del mismo desarrolladas por el Gobierno español» y las agresiones en la gestión de la pandemia, que «han quedado en evidencia cuando se ha demostrado que la mejor manera de afrontarla ha sido la del Gobierno valenciano».

También pidió la igualdad lingüística y un nuevo modelo de financiación.

Otros centenares de valencianos se manifestaron en otros lugares durante el día.

La Delegación del Gobierno informó ayer de que se habían respetado las medidas de seguridad indicadas.