En marcha el primer club de lectura municipal para bebés de menos de nueve meses

En la biblioteca María Moliner de la calle Serpis de Valencia

Biblioteca pública de València
Biblioteca pública de València FOTO: AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

Esta semana ha empezado a reunirse en la biblioteca María Moliner de la calle Serpis el primer club de lectura municipal para bebés de menos de nueve meses, con el nombre de “Naixem llegint”.

La concejala de Acción Cultural, Maite Ibáñez, ha destacado “esta iniciativa pionera en València”, puesto que “los primeros años son fundamentales para el desarrollo intelectual, lingüístico, emocional y de las relaciones”, por lo que “ser parte de un club de lectura desde la infancia proporciona muchas herramientas para ser personas felices y llenas”.

Maite Ibáñez ha enumerado algunos de los beneficios “de este club de lectura tan particular, donde los más pequeños son espectadores y a la vez protagonistas”. Entre ellos, “leer en voz alta, leer en grupo, escuchar las voces, aprender palabras, disfrutar de momentos de relajación en familia o formar grupos de nuevas amistades”.

La concejal ha subrayado que “leer con el bebé desde muy pequeño es una experiencia enriquecedora, se trata de sembrar la semilla para una afición que lo acompañará toda la vida y que le abrirá horizontes”. “Hay que desarrollar una relación lúdica entre el libro y el bebé —ha añadido la edila—, así se contribuye a la adquisición del hábito de la lectura de manera fácil y natural, y se involucra a los padres y madres a ayudar sus hijos en la adquisición de este hábito”.

Para esta cita, el personal de la biblioteca María Moliner ha seleccionado cuentos ilustrados y ha programado actividades de juego relacionadas con la historia o el formato de los libros para estimular los sentidos a través de texturas y olores, sonidos y música, luz y sombras, rimas y vocales, o movimientos, entre otros.

Además, se ha habilitado un espacio infantil cómodo y atractivo, con las paredes decoradas con dibujos y colores divertidos. El aforo es de siete niños con un acompañante adulto cada uno y quedan dos plazas libres. L

“Naixem llegint” se añade a otros dos clubs de lectura infantiles que están en marcha en la biblioteca María Moliner desde hace cuatro años y en los que participan unas sesenta familias: el club de lectura bebeteca, dirigido a un público de entre nueve meses y tres años, y el club de lectura familiar, de cuatro a siete años. A pesar de la pandemia, uno y otro han continuado funcionando a través de grupos de wasap y de las redes sociales.

La regidora Maite Ibáñez ha apuntado que una de las bases sobre las que se asienta el proyecto es la de “hacer barrio al alimentar los lazos entre los vecinos y las vecinas a través de su biblioteca municipal”.