Radiografía de la sexta ola en la Comunidad Valenciana: segunda tasa de positividad más alta y aumento del 25% en las hospitalizaciones

Puig muestra su preocupación por el aumento de contagios y pide prudencia

Personal sanitario ante la zona de urgencias del Hospital La Fe de Valencia
Personal sanitario ante la zona de urgencias del Hospital La Fe de Valencia FOTO: Biel Aliño EFE

La situación epidemiológica en la Comunidad Valenciana sigue empeorando día a día. Durante la última semana, la tasa de positividad, es decir, el porcentaje de PCR positivos del total de los que se realizan, ha aumentado tres puntos, situándose en el 11,07 por ciento y colocando a la región como la segunda en este indicador. Además, la comunidad es la tercera en la que menos pruebas se realizan (1.275 por 100.000 habitantes), por detrás de Andalucía y Castilla-La Mancha, aunque estas tienen una tasa de positividad muy inferior (6,24 y 7,11 por ciento respectivamente).

El número de contagios, por su parte, sigue aumentando, y la incidencia acumulada, es decir, los contagios por 100.000 habitantes, llega ya al 220,06, un 46,5 por ciento más que la semana pasada, un ritmo de crecimiento muy acelerado.

No obstante, en un contexto en el que el 90 por ciento de la población está vacunada y muchos de los casos no revisten gravedad, lo que hay que mirar, dicen los expertos, es el número de hospitalizaciones. Este indicador es uno de los más preocupantes y crece a un ritmo muy elevado. En estos momentos, en la Comunidad Valenciana hay 473 personas hospitalizadas en planta, un 24,4 por ciento más que la semana pasada, mientras que los ingresos en UCI se sitúan en 81, lo que supone un 20,8 por ciento más que hace siete días.

Afortunadamente el número de fallecidos ha descendido, con 13 muertos durante los últimos siete días, una cifra que la semana pasada era de 21.

Aunque hasta el momento el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha insistido en que no tienen pensado adoptar nuevas restricciones de cara a la Navidad, esta misma semana un grupo de expertos epidemiólogos de la Comunidad Valenciana alertaban de que, de seguir con el actual ritmo de expansión del virus, “habrá que pasar a mayores”.

Puig: “La situación es preocupante”

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha indicado hoy que el pasaporte covid entrará en vigor la noche del próximo viernes y ha indicado que ya ha tenido un efecto positivo porque “ha ayudado a que muchas personas se vacunen” solo con su anuncio.

Puig ha hecho estas declaraciones hoy en Castelló donde ha participado en el III Ecoforum sobre economía circular y lucha contra el cambio climático, organizado por el periódico Mediterráneo.

El presidente ha indicado que actualmente la situación de la pandemia es “de control pero preocupante”, porque están aumentando los contagios, “ha aparecido una nueva variante”, la ómicron, y porque es “una pandemia global que requiere una respuesta global” por lo que ha reivindicado que las vacunas “lleguen a todos los países del mundo”.

”Es necesario combatir el negacionismo e intentar que todas las personas acaben vacunándose”, ha afirmado, para añadir a continuación que, en el caso de la Comunitat Valenciana, “el activo más importante que tenemos es continuar con la vacunación”, ahora con segundas dosis de Jansen y con terceras en las otras para mayores de 60 años.

La voluntad del Gobierno valenciano es que a través del certificado covid “se genere mayor confianza pero en positivo, no para quitarnos la mascarilla o intentar generar más inseguridad”, ha asegurado Puig, quien ha agregado que “el certificado lo único que puede garantizar es que todas las personas que se encuentren en un determinado espacio estén vacunadas, pero sabemos que, aunque los contagios se producen menos en vacunados, también se producen”.

En cuanto a su puesta en marcha, el president ha señalado que será a partir de la noche del próximo viernes y ha mostrado su deseo de que “sea una llamada de atención de la presencia del virus entre nosotros y esperemos que se cree un espacio de corresponsabilidad entre los dirigentes locales y sobre todo con la ciudadanía”.

Ha añadido que el anuncio “ya ha ayudado a que muchas personas se hayan vacunado”, con lo que se ha llegado ya al 93 % de vacunados en la Comunitat Valenciana.

Preguntado por posibles medidas y restricciones de cara a la Navidad, el jefe del Consell ha indicado que “nosotros no queremos generalizar nuevas restricciones, pero hemos de ser conscientes de que no estamos en una situación de normalidad y, por tanto, hay que mantener las precauciones máximas pues los contagios se producen cuando hay más contactos”.

En cuanto a la variante ómicron, Puig ha dicho que todavía no se conoce ningún caso en la Comunitat, pero ha indicado que “somos una comunidad abierta y somos conscientes que llegará en algún momento”.