La Generalitat ultima el equipamiento de la Línea de Metro Alacant-Natzaret que entrará en funcionamiento en 2022

Los trabajos en superficie y subterráneos están en la recta final

El conseller De España visita las obras de la línea 10 del Metro de Valencia
El conseller De España visita las obras de la línea 10 del Metro de Valencia FOTO: La Razón Generalitat Valenciana

La Generalitat ultima las obras y la instalación del equipamiento técnico del depósito de material móvil provisional de la nueva Línea 10 de Metrovalencia (Alacant-Natzaret), que se pondrá en funcionamiento en 2022, antes de la puesta en servicio de la circulación tranviaria.

El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, se ha desplazado este martes hasta estas instalaciones, situadas en el barrio de Natzaret de València, para comprobar la evolución de los trabajos que se realizan en el interior del edificio y en el entorno del mismo.

España ha destacado que esta instalación, “fundamental para el funcionamiento de la nueva Línea 10″, está prácticamente finalizada, según un comunicado de la Generalitat.

Aunque es provisional, dispondrá de todos los equipamientos técnicos necesarios para realizar el mantenimiento de las siete unidades que está previsto que circulen por esta línea, a partir de 2022.

Según Arcadi España, “los trabajos en superficie y subterráneo están en su recta final, con el fin de que la Línea 10 pueda estar operativa en el primer semestre de 2022, tras el preceptivo periodo de pruebas”.

La Línea 10, una vez completada, unirá el centro de València con la zona de la Ciutat de les Arts i les Ciències y el barrio de Natzaret, ampliando de manera considerable la oferta de transporte de la red de Metrovalencia.

Esta línea combina tramos subterráneos y en superficie, con un recorrido de 5,3 kilómetros y 8 estaciones y paradas (3 subterráneas y 5 en superficie).

El resto de contrataciones, como la electrificación, instalación de subestaciones y acometidas del trazado entre la estación de Alacant y Natzaret, así como la señalización, comunicación y seguridad están también en ejecución.

El proyecto de construcción del conjunto de esta línea está cofinanciado por la Unión Europea, a través del programa operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de la Comunitat Valenciana 2014-2020.

En el transcurso de su visita ha estado acompañado por la directora gerente de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), Anaïs Menguzzato.

Estas instalaciones están ubicadas en una parcela municipal junto al Camí Canal en el barrio de Natzaret. El edificio cuenta con estructura de hormigón prefabricado con cerramientos, así como vías de acceso y fosos.

El depósito cuenta con dos vías con el objetivo de emplear una para mantenimiento y la otra como estacionamiento.

En la primera vía se ha proyectado un foso corrido a todo lo largo de la longitud de un vehículo para el mantenimiento ordinario, mientras en una posición trasera se prevé ubicar pequeños fosos para la sustitución de bogies.

Además, el depósito provisional cuenta con un pequeño almacén, vestuarios, cuartos de instalaciones y garita de control.

El conseller ha aprovechado la visita para comprobar los trabajos de instalación de las marquesinas de las paradas de exterior, en concreto de la parada de Natzaret.

Estas paradas cuentan con una estructura metálica cubierta que reproducen en su parte posterior la silueta del trencadís y cuentan con 23 metros de largo.

A lo largo de las mismas se han habilitado espacios para asientos, información de servicio, como horarios y planos, así como teleindicadores y soportes publicitarios.

Los trabajos en las paradas de superficie también comprenden las de Ciutat Arts i Ciències-Justícia y Quatre Carreres.

En conjunto, incluyen el acondicionamiento y equipamiento de las marquesinas, así como las instalaciones eléctricas y alumbrado, comunicaciones, peaje e información al viajero y la urbanización de las áreas afectadas por la obra.