Mazón mantiene abierta la negociación con la oposición para acordar los Presupuestos de la Diputación de 2022

El PSPV se ha abstenido en la votación en la Comisión de Hacienda y Compromís ha votado en contra

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, junto al vicepresidente primero Eduardo Dolón
El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, junto al vicepresidente primero Eduardo Dolón FOTO: La Razón La Razón

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, quiere repetir la foto del año pasado. Los Presupuestos de 2021 se aprobaron sin ningún voto en contra, cuestión que se encarga de resaltar para exigir a los partidos del Botànic que escuchen a la oposición. Con este objetivo el equipo de Gobierno de la corporación provincial sigue trabajando mantener abiertas las negociaciones con el PSPV y Compromís. El pleno para aprobar las cuentas de la institución para el próximo ejercicio, que crecen un 13,9 por ciento hasta alcanzar los 272 millones de euros, se celebrará el próximo miércoles 15 de diciembre.

“Queremos que este sea el presupuesto de todos y, por ello, seguimos trabajando, con decidida voluntad de acuerdo, para alcanzar un pacto que nos permita impulsar el presupuesto que se merecen todos los alicantinos”, ha indicado Mazón.

Durante la Comisión de Hacienda convocada esta mañana, y previa al pleno del miércoles, el grupo Compromís ha votado en contra del presupuesto general consolidado de la Diputación, mientras que el grupo socialista se ha abstenido. En este sentido, el dirigente alicantino ha insistido en que “no vamos a cejar en nuestra voluntad de alcanzar un acuerdo y vamos a apurar hasta el último momento para buscar el apoyo a estas cuentas” que, tal y como ha recordado, recogen la inversión para los ayuntamientos de la provincia más importante en la historia de la Diputación con más de 129 millones de euros.

El presidente ha señalado, asimismo, que desde el equipo de gobierno se ha aceptado la práctica totalidad de las propuestas presentadas por la oposición que, además, ha valorado positivamente, “por lo que confiamos, ya que la predisposición es absoluta, en alcanzar un acuerdo”, tal y como se produjo con los presupuestos de 2021, que salieron adelante sin ningún voto en contra.

En este sentido, Mazón ha resaltado el “perfil dialogante e integrador por el que ha apostado este equipo de gobierno durante toda la legislatura, lo que nos ha permitido impulsar en los últimos tres años proyectos e inversiones históricas para la provincia de Alicante”, al tiempo que ha puesto de manifiesto que la situación derivada de la crisis del covid-19 “nos obliga, más que nunca, a trabajar en lo que nos une y a buscar el consenso dejando de lado los posicionamientos políticos y las diferencias”.

El anteproyecto de presupuesto de 2022 de la Diputación de Alicante asciende a 272 millones de euros, un importe que a lo largo del ejercicio se verá incrementado de forma considerable gracias a los remanentes de tesorería. El refuerzo de las inversiones en áreas estratégicas como Infraestructuras, con un apoyo histórico a los ayuntamientos para la prestación de servicios, el aumento del gasto social, cultural y medioambiental, la rebaja por segundo año consecutivo del recargo provincial del IAE o la congelación del sueldo de los cargos políticos son algunos de los principales aspectos de las cuentas provinciales para el próximo año, las terceras que impulsa el actual equipo liderado por Carlos Mazón, quien ha insistido en que “con este presupuesto, la Diputación viene a compensar la falta de inversiones en la provincia por parte del Gobierno central y de la Generalitat”.