Doble de incidencia con un 60% menos de ingresos en UCI, así avala la Generalitat valenciana una Navidad sin restricciones

La ocupación en cuidados intensivos en del 74%, pero Sanidad insiste que podrían crearse 288 camas más

Un camarero ataviado con un gorro navideño y en manga corta, sirve una mesa a turistas que toman el sol en una céntrica terraza en Valencia
Un camarero ataviado con un gorro navideño y en manga corta, sirve una mesa a turistas que toman el sol en una céntrica terraza en Valencia FOTO: Juan Carlos Cárdenas EFE

Si no cambian mucho las cosas, la Comunitat Valenciana vivirá unas Navidades con la única limitación que supone solicitar el pasaporte covid en locales de ocio y restaurantes. Las restricciones serán aquellas que cada uno quiera imponerse ante las llamadas a la responsabilidad y la prudencia que realizan casi a diario desde el Gobierno valenciano.

La situación, insisten, es muy distinta a la que se vivió hace ahora un año. En aquel momento se «salvó la Navidad» con un altísimo precio. La Comunitat Valenciana entró a partir del mes de enero en una tercera ola que la convirtió en la región líder en fallecimientos.

Desde el Consell analizan con cautela los informes. Aunque la incidencia acumulada a 14 días se ha duplicado (528,42) con respecto a diciembre del año pasado, hay un 47 por ciento menos de personas ingresadas en las UCI y los fallecidos son un 60 por ciento menos.

Por tanto, se da prácticamente por descartado que se pueda convocar para la próxima semana una Mesa Interdepartamental para imponer alguna restricción. Es más, aunque el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, avanzó el miércoles que podría ampliarse los lugares en los que exigir el pasaporte covid, ayer tampoco se avanzó nada al respecto.

Hasta ahora, el Gobierno valenciano siempre ha esperado a tener bien atado el argumentario para evitar que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) tumbase la solicitud y esta tarea siempre ha llevado un tiempo que no queda para antes de las primeras celebraciones familiares de Navidad.

Además, en esta ocasión los tres socios del Botànic coinciden. En 2021 tanto Compromís como Unides Podem presionaron para que impusiera restricciones alegando que no había justificación económica que valiese la pérdida de vidas humanas. Sin embargo, los tres mantienen el mismo discurso y confían en la vacuna y en el pasaporte para tener controlada la situación.

Explosión de contagios

La Conselleria de Sanidad Universal notificó ayer 3.911 nuevos casos de coronavirus. La cifra total de positivos se sitúa en 563.856 personas. La Comunitat no alcanzaba una cifra tan alta desde el pasado mes de agosto, ya que los últimos datos ofrecidos el lunes por la Conselleria de Sanidad cuando se notificaron 7.000 contagios hacían referencia al acumulado del fin de semana.

Además, se notificaron seis fallecimientos por coronavirus desde la última actualización, por lo que el total de decesos desde el inicio de la pandemia asciende a 8.019.

Las víctimas de las últimas 24 horas han sido una mujer de 86 años y cinco hombre de 61, 67 y 75 años.

Los hospitales valencianos tienen 722 personas ingresadas, 128 de ellas en la UCI. Sanidad precisó ayer que Sanidad tiene 512 camas funcionantes en la UCI, cifra que se podría ampliar hasta 800 camas si fuera necesario.

Asimismo, se puntualizó que de las 512 camas disponibles, quedan libres 123, lo que supone una ocupación del 74,61 por ciento.

Contratos covid

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig anunció ayer que se van a prolongar todos los contratos covid de Sanidad hasta mayo del año que viene, por lo que un total de 6.656 trabajadores sanitarios de centros púbicos seguirán trabajando para atender las necesidades de la pandemia.

Según informaron fuentes de Sanidad, la decisión se tomó después de consultar las necesidades asistenciales con los distintos departamentos de salud y se ajusta a «la gestión dinámica de la pandemia que ha llevado desde el primer momento la Conselleria de Sanidad, adaptándose en todo momento a las circunstancias cambiantes de la emergencia sanitaria para atender de la mejor forma las necesidades sanitarias de los valencianos».

Desde la Conselleria de Sanidad remarcaron que las 6.000 nuevas plazas representan un incremento de plantilla «histórico» de la Conselleria de Sanidad.

Estas plazas sumadas a las 1.889 plazas creadas para atender el Departamento de Salud de Torrevieja, recientemente incorporado a la gestión directa, y las 113 de la reciente subrogación del servicio de Resonancias magnéticas, que estaba privatizado, eleva el incremento de la plantilla estructural a un 15 por ciento.

Ambos servicios se prestaban hasta ahora a través de la colaboración público-privada.