Benidorm y Torrevieja se rebelan contra la tasa turística y adelantan que no la aplicarán

Toni Pérez (PP) asegura que el impuesto responde a un “tic ideológico”

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez
El alcalde de Benidorm, Toni Pérez FOTO: La Razón PP

Mal empieza la aplicación de la controvertida tasa turística en la Comunidad Valenciana. Benidorm y Torrevieja, dos de las principales ciudades turísticas de la región, se rebelado contra este nuevo impuesto aprobado hoy por los grupos del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem) y han adelantado que no lo aplicarán en sus municipios.

La tasa, que se desarrollará en una ley el próximo mes de marzo, es de carácter voluntario y municipal, un argumento al que estas dos localidades -ambas gobernadas por el PP- se han adherido para negarse a su implantación.

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, se ha reafirmado en el “no y nunca” a la implantación de este impuesto en la Comunitat y ha insistido en que “no es una tasa, es un impuesto” que “penaliza la actividad turística”, que “es contrario al modelo de hospitalidad de la Comunitat” y que “obedece a un ‘tic’ ideológico”.

El regidor ha manifestado que “el gobierno de Benidorm, en sintonía con lo mantenido por el sector, siempre ha defendido el ‘no y nunca’ a la tasa turística”, que “solo persigue penalizar esta actividad, la misma que desde que estalló la pandemia ha echado en falta y mucho el apoyo del tripartito del Consell, que ahora pretende poner nuevas cortapisas a su recuperación”.

Ante el anuncio de que este nuevo impuesto tendrá carácter municipal y voluntario, Pérez ha avanzado que “Benidorm no lo aplicará”.

El alcalde ha instado al Gobierno que preside el socialista Ximo Puig a “dejarse de vericuetos y de inventar nuevos impuestos para desviar la atención de lo verdaderamente importante, su incapacidad para desarrollar políticas sociales y para ayudar a las familias y al tejido productivo, y más en momentos tan complejos como los actuales”.

Por su parte, el alcalde Torrevieja, Eduardo Dolón, ha manifestado que rechazan “rotundamente esta nueva imposición sinsentido” de implantar una tasa turística en la Comunitat y ha afirmado que “estamos ante un gobierno tripartito alejado de la realidad de nuestro sector turístico”.

A este respecto, el regidor de Torrevieja ha recriminado en un comunicado que, “en plena sexta ola de la pandemia, han decidido anunciar ruina con una tasa que en nada nos beneficia”.

”La ciudad de Torrevieja dice no a esta sinrazón y a esta forma de entender la política sin contar con la voz y los intereses de los sectores productivos que vienen sufriendo esta crisis sanitaria y económica sin precedentes”, ha dicho Dolón.

”El día después de realizar el tradicional brindis navideño de Hosbec, desde el Botànic dejan claro cuáles son sus deseos para este próximo año, como siempre, pensando en los suyos: más impuestos y menos ayudas a los ciudadanos de la Comunitat”, ha señalado.

Dolón ha asegurado que, “mientras, desde el PP, y gracias al impulso de nuestro presidente Carlos Mazón, bajamos impuestos y suspendemos tasas”.

”Desde el Gobierno valenciano, es decir, desde PSOE, Compromís y Podemos nos suben los impuestos y nos crean nuevos. Queda demostrado los dos modelos de gestión que los valencianos tienen a su alcance”, ha expuesto el alcalde popular.

Dolón ha remarcado que, “como alcalde de Torrevieja, uno de los principales municipios de turismo residencial de nuestro país, rechazamos rotundamente esta nueva imposición sinsentido y, por lo tanto, no va a contar con nuestro apoyo”.