El Ministerio promete un paquete de medidas de choque para mejorar las Cercanías de la red de la Comunidad Valenciana

Sánchez se compromete a presentar actuaciones que se puedan aplicar a corto plazo

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez (d), y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig (i), en una imagen de archivo
La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez (d), y el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig (i), en una imagen de archivo FOTO: Rober Solsona Europa Press

Al ya de por sí deficiente servicio de Cercanías en la Comunitat Valencia, se sumó la pasada semana el robo de cable y el posterior incendio en Massalfassar que ha dejado a un 60 por ciento las frecuencias. Ante esta situación, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, se ha comprometido a presentar en el plazo de una semana un paquete de “medidas de choque” que se puedan aplicar a corto plazo para tratar de solventar los problemas que sufre la red ferroviaria de Cercanías en la Comunitat Valenciana.

Así lo ha informado la Generalitat, tras la reunión por videoconferencia mantenida esta tarde entre Sánchez y el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, para abordar este y otros asuntos, un encuentro al que también ha asistido el conseller de Política Territorial, Arcadi España.

El Gobierno valenciano ha trasladado a la ministra la “indignación tanto de los ciudadanos valencianos como de la Generalitat” por una “situación crítica” del servicio de Cercanías en la Comunitat que “impide que los valencianos puedan acudir a sus puestos de trabajo, sus estudios o a realizar compras con la normalidad que deberían”.

Según la Generalitat, la titular de Transportes se ha comprometido a presentar “en el plazo de una semana” un paquete de “medidas de choque que se puedan aplicar a corto plazo” para intentar solventar una “situación que se alarga ya demasiado en el tiempo”.

Los servicios de Cercanías, y otros de media y larga distancia, han visto alterada su circulación desde el robo de cable y posterior incendio en la estación de Massalfassar (Valencia) que regula tráfico ferroviario la madrugada del pasado 21 de diciembre.