Valencia suspende la Cabalgata de Reyes ante una ola de contagios “sin precedentes”

El Ayuntamiento logra el visto bueno de Sanidad para realizar un acto en la plaza de toros de la ciudad

El Rey Melchor en la última cabalgata antes de la pandemia en Valencia
El Rey Melchor en la última cabalgata antes de la pandemia en Valencia

El concejal de Cultura Festiva de València, Carlos Galiana, ha anunciado este miércoles la suspensión de las campanadas infantiles -previstas para el viernes a mediodía- así como la Cabalgata del 5 de enero en su formato tradicional, al tiempo que ha pedido a Sanidad que valore “la viabilidad de una Cabalgata estática dentro de la plaza de toros”.

Horas más tarde, obtenía el visto bueno y ha anunciado la organización de un acto en el que se exigirá el pasaporte covid a mayores de 12 años, habrá control de aforo y no se podrá comer ni beber. La manera en la que se podrán recoger las entradas está todavía por determinar.

Galiana ha explicado que la Conselleria de Sanidad envió este martes a los ayuntamientos unas instrucciones donde se explica que existe “un incremento sostenido de la incidencia” de coronavirus con “un número de casos diarios que supera en la actualidad el de las olas precedentes este año”.

Además, se indica que “la transmisión comunitaria ha crecido de forma muy significativa en las últimas tres semanas, con una nueva ola epidémica con crecimiento exponencial”, y afirman que “el riesgo asociado a la propagación de la variante ómicron es muy alto”.

En este sentido, se advierte de que los estudios epidemiológicos sitúan “los acontecimientos que generan aglomeraciones o concentraciones de personas, especialmente si resulta difícil mantener la distancia interpersonal” entre “las actividades de más riesgo”.

“Ante esta situación, y las recomendaciones de valorar la incidencia por parte de cada municipio y de establecer itinerarios que garanticen que no se produzcan aglomeraciones, al ser totalmente inviable para una Cabalgata de Reyes en una ciudad como València, hemos decidido suspender el modelo inicialmente previsto”, ha concluido el edil.

El Consistorio ya suspendió también la carrera de San Silvestre, así como la fiesta nocturna de Nochevieja en la plaza del Ayuntamiento, aunque había mantenido las campanadas “infantiles”. Después le siguió la cancelación de Expojove en Feria Valencia- habrá actos por los diferentes barrios- y ahora le ha tocado el turno a cabalgata.

En todo caso, el edil ha explicado que “como toda la programación cultural festiva de la ciudad estaba supeditada a las indicaciones de las autoridades sanitarias”, se ha trabajado en varios escenarios y uno de ellos es el que se le propone ahora a las autoridades sanitarias “para que valoren la viabilidad de una cabalgata estática en la plaza de toros”.

Este evento tendría, según Galiana, un “aforo controlado y medidas de seguridad, desde una perspectiva epidemiológica y en coherencia con la normativa vigente para espectáculos multitudinarios deportivos en estadios y pabellones u otras actividades culturales que mantienen un aforo sin restricciones, como en el cine, el teatro o el circo”.

Hemos pedido siempre unas instrucciones, una guía clara, para determinar qué aglomeraciones están permitidas y cuáles no, y que las decisiones de las administraciones públicas sean coherentes en todo momento”.

La celebración de esta Cabalgata estática quedará supeditada, según ha explicado, “al visto bueno de las autoridades sanitarias y a la evolución de la pandemia en los próximos días”.

Rogamos una respuesta concreta de la Conselleria, dado que disponen de los datos y el personal experto en situaciones como la que estamos sufriendo”, ha añadido.

Además, el edil ha querido “agradecer la predisposición y voluntad de colaboración máxima” de la Diputación de Valencia y de su presidente, Toni Gaspar, para hacer viable esta alternativa, dado que esa corporación provincial es la titular del coso taurino.

“Entendemos que esta opción puede hacer justicia a un sector de la población que ahora mismo puede quedar para jugar, merendar, ver películas, espectáculos teatrales o de circo o acudir a campos de fútbol y baloncesto, pero no puede disfrutar de la llegada de los Reyes Magos en una cabalgata al uso”, ha lamentado este edil.