La Generalitat rescatará a grandes empresas valencianas en peligro de ser compradas por fondos extranjeros

Esta nueva línea del IVF estará dotada con 40 millones de euros

El president de la Generalitat, Ximo Puig, visita el Palau dels Boïl d'Arenós, futura sede del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF)
El president de la Generalitat, Ximo Puig, visita el Palau dels Boïl d'Arenós, futura sede del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) FOTO: Kai Försterling EFE

La Generalitat valenciana, a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), destinará en 2022 un total de 40 millones de euros en créditos participativos para invertir en grandes empresas y evitar así que sean compradas por fondos foráneos, una realidad que se ha estado produciendo a lo largo de 2021. Así lo ha anunciado esta mañana el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, quien ha asegurado que “necesitamos que la presencia de capital de nuestras empresas esté residenciada en la Comunidad Valenciana”.

Esta será una de las cinco nuevas líneas de trabajo del IVF para 2022, tal y como ha anunciado el presidente durante la presentación de la nueva sede de la entidad en el Palau dels Boïl d’Arenós, que compartirá con la Bolsa de Valencia.

Aparte de este programa, el IVF destinará 30 millones de euros a liquidez para pymes y autónomos, 180 millones de euros para proyectos de inversión a través de la línea Pyme React, y dos líneas para aumentar el tamaño de las empresas del sector turístico y del sector industrial, dotadas con 30 y 20 millones de euros respectivamente.

En total, el IVF destinará en 2022 un total de 300 millones de euros en líneas para este año, más 150 millones de las líneas puestas en marcha durante el año pasado.

Por su parte, el director de la entidad, Manuel Illueca, ha expuesto los logros de la entidad durante el año 2021, un ejercicio en el que se han destinado 321,2 millones de euros a la financiación de más de 2.800 empresas de la Comunidad Valenciana.

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, recordó que tanto el IVF como la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) de la Comunidad se encontraban en una situación muy crítica cuando el Gobierno del Botànic accedió al poder en 2015, y gracias a la renovación llevada a cabo estas dos entidades presentan hoy por hoy más y mejor actividad. De hecho, ha resaltado, se trata de la cuarta SGR con más actividad de todo el país y la más eficiente.