Marzo de 2022, el mes en el ya ha llovido más que en la riada que provocó la Pantanada de Tous

La sucesión de temporales ha provocado intensas lluvias menos violentas que la típica gota fría de otoño

Las fuentes del río Algar (Alicante), tras las últimas lluvias
Las fuentes del río Algar (Alicante), tras las últimas lluvias FOTO: MORELL EFE

La lluvia se ha instalado en la Comunitat Valenciana y comienzan a batirse todos los récords históricos. En Valencia ciudad solo se ha visto el sol en los últimos diez días durante poco más de tres horas y la previsión es que hasta mitad del domingo, el astro rey siga sin hacer acto de presencia.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) asegura que marzo de 2022 está desbancando en la clasificación de precipitación acumulada a meses en las que se registraron históricas riadas, como la de octubre de 1982, en la que se produjo la tragedia de la Pantanada de Tous o el de noviembre de 1987. Ya es el marzo más lluvioso desde que se tienen registros y todo apunta a que será el mes con más precipitación acumulada de toda la serie histórica.

Afortunadamente esta sucesión de temporales- la borrasca Celia no ha sido la única causante- no son “ni de lejos” tan “violentos y torrenciales” como los que históricamente dejan los episodios de gota fría típicos del mes de octubre. No obstante, acumulan registros que no se veían en décadas. En las riadas anteriormente citadas hubo un único temporal muy violento, pero las precipitaciones duraron dos o tres días.

Se diferencia también de otros episodios de gota fría porque apenas ha habido rayos, sino una precipitación persistente de intensidad “moderada a fuerte”.

Por ahora ocupa la tercera posición de la lista tras octubre de 2000, con 235,1 litros por metro cuadrado, y octubre de 1957; con 229.2, ya que hasta la mañana de este jueves la precipitación acumulada en el promedio del territorio es de 224.7 litros por metro cuadrado.

Aemet ha puesto un ejemplo gráfico en su cuenta de Twitter, “en una superficie de más de 23.000 kilómetros cuadrados, supondría una lámina de agua de una altura de 22,5 centímetros”.

Además de esos meses de octubre de 1957 y noviembre de 1987, el único observatorio que ha superado los 800 litros por metro cuadrado fue el de Fontilles (la Vall de Laguar), en la provincia de Alicante, con 822,1 litros por metro cuadrado acumulados en octubre de 2007.

En noviembre de 1987, en Gandia se acumularon 904 litros por metro cuadrado; en Oliva, 856,5 litros por metro cuadrado; en Sumacàrcer, 820 y en Salto de Millares, 753.7 litros por metro cuadrado.

Los máximos acumulados en un mes en la Comunitat Valenciana, y única vez hasta ahora que se han superado los 1.000 litros por metro cuadrado, se registraron en octubre de 1957, la que se conoce como la gran riada de Valencia y en la que, al menos, murieron 80 personas y causó cuantiosos daños materiales. En aquella ocasión en Jávea se acumularon 1.278, en Dénia 1.104.9, y en el Verger 901.5.

Por lo que respecta a la ciudad de Valencia, las precipitaciones acumuladas durante este mes dejan registros de 176,4 litros por metro cuadrado, muy cerca del récord absoluto de marzo de 1884 en el que se certificaron 183 litros por metro cuadrado.

En la capital valenciana solo se ha visto el sol poco más de tres horas (3.2) en los últimos diez días y la previsión es que siga lloviendo durante los próximos días, aunque el domingo subirán las máximas y durante la segunda mitad del día podría volver a salir el sol.

No obstante, la próxima semana comenzará con precipitaciones, la cota de nieve a 1.400 metros y máximas de 16 grados, según el pronóstico de Aemet.

Alerta en La Plana Baixa

El Centro de Coordinación de Emergencias ha establecido el fin de la preemergencia por lluvias en el interior y el litoral sur de Castellón y en el interior norte de Valencia, aunque continúa la situación 0 por alerta hidrológica en la comarca castellonense de la Plana Baixa.

Este jueves continúa la alerta amarilla por fenómenos costeros en el litoral sur de Alicante y el viernes seguirá este nivel por lluvias en el interior de Valencia y por fenómenos costeros en el litoral de Valencia, el litoral sur de Castellón y el litoral sur de Alicante.