Mónica Oltra dimite: “En este país a cualquiera que quiera hacer políticas contra los poderosos, se lo cargan”

La líder de Compromís anuncia su marcha entre lágrimas, con la voz rota y con un mensaje a Ximo Puig

Desde que se presentó la denuncia contra ella, Mónica Oltra mantiene que la extrema derecha ha iniciado una campaña contra ella, de la que está siendo víctima hasta llevarla hoy a su dimisión como vicepresidenta del Gobierno valenciano, portavoz y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas y también como diputada. Lo hace “para no comprometer el proyecto de cambio de este país empezó en 2015″. Entre lágrimas y con la voz rota, Oltra ha señalado que “en este país a quien quiere hacer políticas valientes, se lo cargan”.

Ha acusado a los medios de propiciar su caída, pero también al que ha sido hasta ahora su socio de Gobierno, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig. “No le quiero dar la coartada a ninguno para poder decidir unilateralmente que Compromís no forme parte del Gobierno valenciano. Fue gracias a Compromís que se hizo el cambio en 2015, que se echó a la corrupción de este país y que se han empezado las políticas más importantes de todo el Estado español y no quiero que se paren estas políticas del nuevo modelo valenciano”.

Así, ha pasado a enumerar lo conseguido por su formación en la Comunitat Valenciana. “No quiero que se cambien los colegios dignos por barracones, tampoco que paralice la reversión de las ITV, ni de la economía sostenible, ni la lucha contra la emergencia climática. No hay Botànic sin Compromís” y ha denunciado que se ha creado un ecosistema mediático para empujarla a tomar esta decisión.

Oltra se ha mostrado como una víctima del sistema mediático y judicial y, ha defendido su inocencia y su manera correcta de actuar. “Me voy con la cara bien alta, aunque les reconozco que me voy con los dientes apretados porque esta historia pasará a la historia de de la infamia política y mediática de este país”.

La ya ex vicepresidenta del Consell ha hecho una llamada de alerta a todos los ciudadanos. “Que nadie se pregunte de aquí 20 meses qué cojones ha pasado en este país. Este país tiene un problema cuando absuelve corruptos, cuando M. Rajoy no es un indicio y se encausan inocentes, y Alberto Rodríguez (Podemos) y a las niñeras. Este país tiene un problema cuando no nos defendemos de la extrema derecha”.

Oltra ha querido dejar bien claro que sus lágrimas no tienen nada que ver con ella. “Lo que más siento y quisiera evitar es que las personas piensen que no se puede hacer políticas de izquierdas y que no es posible plantar cara a los poderosos. Nos están fulminando uno a uno, cuando quieran reaccionar les habrán fulminando, a ustedes también”.

Oltra, que ha aparecido por sorpresa en la Ejecutiva convocada por su partido en la que se iba a decidir sobre su futuro, ha celebrado una rueda de prensa sorpresa en la que ha anunciado, entre lágrimas y con la voz rota, que esta decisión “le duele en el alma”.

Como ya había venido señalando desde que el pasado jueves se conoció su imputación, “esto no se trata de una decisión personal, sino política”.