Sociedad

El incendio de Bejís avanza descontrolado y llega a la provincia de Valencia

Los bomberos miran al cielo esperanzados y confían en las lluvias que se prevén para esta tarde

El fuego ha tomado el interior de la provincia de Castellón y avanza descontrolado, tanto es así que ha atravesado ya la línea divisoria provincial y afecta a la localidad valenciana de Alcublas. Así lo acaba de explicar el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, tras mantener una reunión con el Cecopi y analizar de nuevo la situación de los dos incendios que asolan la región desde el pasado fin de semana: el de la Vall d’Ebo (Alicante) y el de Bejís (Castellón).

Los perímetros de ambos incendios son espectaculares y aumentan a un ritmo trepidante: 80 kilómetros en el caso de la Vall d’Ebo y 50 en el de Bejís. Lo mismo sucede con las hectáreas afectadas. Si ayer se hablaba de cerca de 800 en el incendio de Castellón, hoy son ya entre 3.800 y 4.000 hectáreas arrasadas por el fuego, y 11.500 en Vall d’Ebo.

Solo una buena noticia: las lluvias que se esperan para la tarde, sobre todo en el caso de Bejís, donde Aemet prevé lluvias torrenciales que podrían significar el inicio de la estabilización del fuego.

Puig ha explicado que unos 50 medios aéreos trabajan en la extinción de ambos incendios, de los que ha destacado la “disrupción tremenda” de los vientos, y ha indicado que es prematuro aventurar cómo van a evolucionar, ya que hay una meteorología “muy negativa” debido al viento que cambia de manera “muy dinámica”.

De hecho, ha explicado, anoche a las doce el ambiente estaba tranquilo y nada hacía prever el cambio de viento que se produjo a las dos de la madrugada y que ha obligado a desalojar el municipio de Sacañet.

Entre los dos incendios, más de 2.000 personas se encuentran evacuadas en este momento. En este momento el presidente ha recordado que cuando se evacúa un municipio no significa que este se vaya a quemar, sino que lo principal es proteger las vidas humanas y evitar que las personas inhalen humo.

En cuanto a los heridos en el incidente ocurrido en un tren ayer en Caudiel, el presidente ha explicado que una persona de 58 años es la que se encuentra en estado de mayor gravedad, y está ingresada en la Fe. Otras dos personas se encuentran también heridas graves y el resto de distinta consideración.