Música

“Strange Fruit”, el himno contra el racismo que todavía conmociona a Estados Unidos

Durante años se identificó a la artista con esta canción, que después han versionado cantantes del jazz como Nina Simone

Billie Holiday, una leyenda del jazz
Billie Holiday, una leyenda del jazzRC Rc

Duraba apenas tres minutos. Fueron suficientes para que el público que la escuchó por primera vez en el Café Society de Nueva York quedara impactada. No solo por la interpretación y la voz inmensa de la artista, sino por lo que contaba. Un verdadero shock. Es cierto que ya se habían editado temas anteriores que denunciaban el racismo en Estados Unidos, pero ninguna como “Strange Fruit”.

Su letra no deja lugar a dudas: “De los árboles del sur cuelga una fruta extraña, sangre en las hojas y sangre en la raíz, cuerpos negros balanceándose en la brisa del sur, extraña fruta que cuelga de los álamos”. Se refiere a los negros que los racistas ahorcaban de los árboles. Sus cadáveres permanecía balanceándose durante horas sin que nadie los bajaran. Formaban parte del paisaje rural de aquel sur de Estados Unidos.

Billie Holiday, o “Lady Day”, como la bautizaría su amigo Lester Young, la primera vocalista de color que trabajó con una banda blanca, convirtió este tema en un éxito y una protesta que, por primera vez, abría las puertas de la polémica en su país. Los críticos de jazz se rindieron a ella y los que la escucharon quedaron impactados. Entonces, la cantante tenía 23 años y corría el año 1939, pero detrás de ella había una larga experiencia con la segregación racial. La había vivido de primera mano. No necesitaba que nadie se la contara. La habían vivido también otras grandes del jazz como Bessie Smith, la emperatriz del blues, o su maestra, Ma Rainey. Billie Holiday no tardó en recibir amenazas y advertencias. Había quien deseaba silenciarla, que no volviera a interpretar ese tema. Aunque la artista acabaría muriendo de manera dramática, logró que este himno, que se compuso expresamente para ella y su voz, continuara sonando. Después la versionarían otras artistas, como Nina Simone, otra activista contra el racismo.