Los trágicos finales del "Club de los 27″

Este domingo se cumplen 50 años de la muerte de Jimi Hendrix, uno de los pertenecientes a la maldición de los 27 años

Mucho talento en muy poco tiempo. Así fue la vida de los pertenecientes al “Club de los 27”, una serie de músicos que dejaron insaciados a toda una población deseosa de que su música fuera eterna. Y, de alguna manera, lo es, pues aunque han pasado 50 años del inicio de las muertes del club, sus canciones siguen resonando con el mismo éxito.

Este domingo se cumplen 50 años de la muerte de Jimi Hendrix, mientras que con solo 16 días de diferencia falleció también Janis Joplin. Ambos murieron de sobredosis y ambos con 27 años, un futuro brillante por delante y un exceso en sus cuerpos de droga y alcohol. Sin embargo, no fueron los primeros. Un año antes, con la misma edad, murió Brian Jones, fundador de los Rolling Stones.

Fueron tres grandes pérdidas con el intrigante nexo en común de la edad. Mientras que Janis Joplin murió de una sobredosis involuntaria de heroína en un hotel de Hollywood, el caso de Hendrix es un misterio aún no resuelto: también murió en una habitación de hotel, pero en confusas circunstancias. De hecho, hay varias teorías: suicidio por una vida infeliz, asesinado por su manager, Michael Jeffery, para cobrar el seguro y pagar sus deudas con la mafia; instigada por la CIA en una época de revueltas raciales o, la más oficial, asfixiado en su propio vómito por unas potentes pastillas para dormir mezcladas con alcohol.

Un año después de Joplin y Hendrix, fue el turno de Jim Morrison, vocalista de The Doors. Amaneció muerto en la bañera de su apartamento por paro cardíaco a los 27 años, detalle que ya hacía pensar a más de uno que se trataba de una maldición. De esta manera, con la muerte de Morrison ya se habló de estos cuatro jóvenes como cuatro artistas que consiguieron la fama a base de talento y que murieron de forma trágica a esa edad: el “Club de los 27”.

Años más tarde se unirían Kurt Cobain, vocalista de Nirvana, y Amy Winehouse. El primero fue encontrado muerto en su casa en 1994, víctima de un suicidio por una herida autoinflingida en la cabeza. El caso de Winehouse, sin embargo, no fue voluntario: murió en 2011 por envenenamiento por alcohol.

Hay quienes afirman que, antes de los mencionados, hubo otro artista que murió con 27 años y que pudo ser el primero en entrar en el club. Se trata de Robert Johnson, cantante, compositor y guitarrista de blues que murió en 1938 a los 27 años. Es considerado el Abuelo del Rock and Roll, aunque la escasa información sobre su vida ha generado bastantes dudas.