Emmanuel Candès: “La Inteligencia Artificial va a sustituir a muchos profesionales”

El francés ha hablado en rueda de Prensa en representación de los cuatro premiados con el Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica

El francés Emanuel Candès ha sido el encargado de inaugurar los encuentros Prensa-premiados en esta (extrañísima) edición de los Princesa de Asturias. En cualquier otro año, el Hotel Reconquista llevaría días de ebullición y, entre otros, hoy habría acogido la rueda de Yves Meyer, Ingrid Daubechies, Terence Tao y del propio Candès para congratularse por su reconocimiento en el área de la Investigación Científica y Técnica, así como sus correspondientes entrevistas en el hall. Sin embargo, las circunstancias nos condenan a la telemática hasta nuevo aviso.

De esta forma, este matemático e investigador nacido en París en 1970 entraba a través de la pantalla en representación de los cuatro galardonados. Reconoce Candès que su agenda investigadora ha cambiado con los tiempos que corren, pero que tiene “la ventaja de que las Matemáticas aplicadas a las estadísticas se pueden aplicar en muchos ámbitos”. Basta con ver la información diaria del coronavirus para comprobarlo...

Así, el premiado ha asegurado que la Inteligencia Artificial se usa cada día más y, en concreto, “en situaciones más críticas”. Por ejemplo, continuaba, “aplicando algoritmos en procesos judiciales y ayudando a los magistrados a tomar decisiones al mostrarles si una persona tiene probabilidades de repetir sus actos delictivos”. Circunstancia para que la Candès puntualiza que es “indispensable” que las predicciones no estén sesgadas. Solo así se podrá avanzar hacia un futuro en el que sean esas fórmulas matemáticas las que del el “ok” a un préstamo bancario o a la aceptación de un estudiante en una determinada universidad.

Respecto a la Inteligencia Artificial, también ha querido destacar que ya es un hecho que “está cambiando nuestras vidas. Muchos trabajos, como la conducción o la vigilancia, se van a hacer de forma automática al 100% en poco tiempo. Por eso la industria del trabajo debe cambiar. Mucha gente va a tener que buscar un nuevo oficio porque la IA va a sustituir a muchos profesionales”. Ponía Candès el ejemplo de que solo en Estados Unidos existen tres millones de cajeros de supermercados, “que ya están siendo cambiados por la máquina”, como ilustración del nuevo “challenge” de la sociedad: “Ofrecer nuevas oportunidades a esa gente”.

No ha querido el francés, buen conocedor de Estados Unidos, entrar a valorar el horizonte que se abre en Norteamérica: “No tengo demasiado que decir”, zanjaba de una nación sobre la que sí destacó que está “atravesando una época difícil en la que hay muchas cosas en juego”.

De vuelta a un terreno en el que pisa firme, el de las Matemáticas y la Estadística, Candès ha querido resaltar la importancia de estas en el estudio de la actual pandemia. “Solo tuvimos que ver al principio de todo cómo los modelos de propagación del virus eran muy matemáticos y cómo nos mostraban constantemente curvas de progresión”, ha comentado de unas gráficas “más o menos fiables”. En tiempos de tanta incertidumbre como estos, el francés destaca el papel de los números en la predicción: “Para que las Matemáticas puedan ayudar a los investigadores y las autoridades hay que conseguir datos de muy buena calidad. Por eso siempre insisto en la disciplina para cosechar la información y en juntarnos para aumentar la eficacia de los estudios. Así, un menor número de pruebas pueden resultar más eficientes”.

Un trabajo conjunto en el que Candès nombra dos partes: investigadores y gobernantes. Si bien los primeros tienen la “labor de presentar hechos científicos de la forma más clara”, son los segundos los que “evalúan los riesgos y toman las decisiones”. Igual que los datos no son iguales en todos los territorios, las políticas de las autoridades públicas también varían “en función de los riesgos que se quieran asumir”.

El perfil

Emmanuel Candès (París, Francia, 27 de abril de 1970) se licenció en Ciencias e Ingeniería en la Escuela Politécnica de París en 1993 y obtuvo su doctorado en Estadística en la Universidad de Stanford en 1998. Fue profesor de Matemáticas Aplicadas y Computacionales y catedrático Ronald and Maxine Linde en el Instituto de Tecnología de California. En 2009 empezó a trabajar en la Universidad de Stanford, donde actualmente es catedrático Barnum-Simon de Matemáticas y Estadística, profesor de Ingeniería Eléctrica y codirector de su Data Science Institute. Candès cuenta con 125 108 citas y un índice h de 89. Ha recibido numerosos premios a lo largo de su carrera, especialmente el Premio Alan T. Waterman (EE UU, 2006), el Premio James H. Wilkinson in Numerical Analysis and Scientific Computing (2005) y el Premio George Pólya 2010 (compartido con Terence Tao), ambos otorgados por la Sociedad de Matemáticas Industriales y Aplicadas (SIAM), y el Premio Collatz (2011), otorgado por el Consejo Internacional de Matemática Industrial y Aplicada (ICIAM). Ha impartido más de 50 conferencias plenarias en importantes congresos internacionales y es miembro de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos y la Academia Americana de las Artes y las Ciencias.