Crítica de “Vacaciones contigo...y con tu mujer”: Mi vida como un burro ★★★✰✰

Un fotograma de "Vacaciones contigo...y con tu mujer"
Un fotograma de "Vacaciones contigo...y con tu mujer"Imdb

Dirección y guión: Caroline Vignal. Intérpretes: Laure Calamy, Benjamin Lavernhe, Olivia Côte. Fotografía: Simon Beaufils. Francia, 2020. Duración: 85 minutos. Comedia romántica.

Nos enteramos de la irregular y desastrosa trayectoria sentimental de Antoinette, una maestra de escuela, mientras se la cuenta a un burro, junto al que ha comenzado unas disparatadas vacaciones de senderismo por amor. Y es que su actual pareja, un hombre casado cuya hija se trata de la alumna de la propia joven, no ha podido decirle que no a la familia y decide finalmente pasar con ellas esos días de trekking en el mismo lugar hasta donde se planta la protagonista, dispuesta a encontrarse con su amante «de manera casual». Sí, estamos ante otra comedia francesa, y van, pero no al uso.

Porque la existencia de Antoinette (qué felicidad ver una guapa actriz de curvas normales, y no como las de la anoréxica mayoría) da más tumbos que los que ella misma protagoniza mientras recorre una de las rutas acompañada del fiel animal, porque de romántica a lo tonto tiene poquito y sí bastante de realista y graciosa (la carrera a campo abierto con ese «te bloqueo» final); porque la chica tropieza dos, cuatro, seis veces, física y psicológicamente, pero, a pesar de los desengaños, sabe levantarse y seguir ejerciendo su imperfecta libertad. Hasta coja. He ahí lo mejor de una película que miente muy poco y abre una puerta, no a la esperanza, sino a la misma vida. Que no es otra cosa, al cabo, que seguir dando bandazos y volviendo una vez y otra a empezar.

Lo mejor

La preciosa y terapéutica relación que se establece entre la protagonista y el animal

Lo peor

Que no haya más comedias románticas como esta, con algo de realismo en sus historias