Cine

Crítica de “Aquellos que desean mi muerte”: arder en el infierno ★★★☆☆

Angelina Jolie combate fuego y asesinos en el tráiler de Aquellos que desean mi muerte
Angelina Jolie combate fuego y asesinos en el tráiler de Aquellos que desean mi muerte FOTO: WARNER BROS WARNER BROS

Director: Taylor Sheridan. Guión: Taylor Sheridan (Novela de Michael Koryta). Intérpretes: Angelina Jolie, Jon Bernthal, Nicholas Hoult, Aidan Gillen. EE.UU, 2021. Duración: 101 min. Thriller.

Resulta una película marciana desde su propio título, y esta vez han respetado el original, no se trata de una traducción «libre». Tan rara, al cabo, como lo es la propia Angelina Jolie, que en el filme incluso se permite el lujo de hacer un gag sobre su esquelética figura. Una actriz que no suele atinar bien en las elecciones, y no me refiero solo a sus ex. Entre las Maléfica y, antes, una ración de tediosas Lara Croft, y posiblemente con las excepciones de «El buen pastor» y «El intercambio», la trayectoria profesional de Jolie pega los mismos e irregulares bandazos que su trayectoria sentimental. Esta vez, al menos, la película resulta atípica de narices, un thriller de acción que transcurre en una Montana salvajemente rural, muy violento (al niño de la película le hacen pasar las de Caín), con el telón de fondo de un fuego descomunal pero poco purificador y Jolie en el papel de Hannah, joven bombero paracaidista con un severo trauma a cuestas desde que no pudo hacer nada para salvar tres vidas y que intenta olvidarlo todo con el alcohol y ciertas ansias autodestructivas. De ahí que cuando se encuentre con un chico de 12 años que acaba de perder a su padre, asesinado por dos tipos sádicos e inclementes, decida ayudarle como sea. No esperen, si embargo, el típico filme de héroe (en este caso, heroína) salva a menor, porque Hannah habla con la criatura como si fuera un adulto, lecciones de sexo adolescente incluido, y le llama colega porque no sabe de qué forma dirigirse a él. Con el trasfondo, pues, de ese incendio descomunal que amenaza con sesgar las vidas de buenos y malos, la persecución acaba enfrentando a los dos bandos en una especie de brutal western y con un final capaz de reavivar cualquier llama. Qué extraña eres, Jolie.